BIBIANA Y SUS GUANTES DE LANA

Cuento Corto Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Bibiana era una niña muy divertida, siempre tenía una sonrisa en la boca y todo lo que pasaba a su alrededor era motivo de risa y felicidad.

Esa actitud tan desenfadada con la vida, le hacía tener muchísimos amigos, a los que sin querer contagiaba su bienestar, y éstos a otros amigos, de manera que el resultado de cómo era Bibiana, se transmitía por todo el mundo.

cuento-infantil-esquimal

El día de su quinto cumpleaños, su tío preferido le regaló unos guantes de lana preciosos, eran violetas con rayas centrales de todos los colores, y dejaban al descubierto los dedos para manejarse mejor con ellos, y cuando hacía más frío se cubrían con unas manoplas. Seguir leyendo este cuento corto…

¡AVENTURAS EN LA NIEVE!

Poesía Infantil para niños/as; escrita por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Tan felices nos ponemos
cuando por la ventana,
todo blanco vemos,
que hasta cantamos diana.

Con frio o con calor,
siempre dispuesto a jugar,
es para mi un primor,
salir a la nieve y saltar.

cuento-infantil-esquimal

Guantes, gorro y bufanda,
todo bien ajustadito,
como mi madre me manda,
que me tiene un poco frito.

Cojo bolas de nieve
con los guantes de lana,
y ya veras en breve,
dejaré de estar sana.

Todos jugamos a lo mismo,
tirarnos bolas de nieve,
y fomentar el turismo
de hacer muñecos de nieve.

La hora de juego se termina
y debemos ir al colegio,
en la calle el desorden reina,
ha sido un gran privilegio.

FIN

Comparte esta poesía infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

EL RATON CHICHON

Cuento Infantil para niños; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez un ratoncillo que siempre tenía puesto un casco, incluso se acostaba con él. Cuando por las mañanas se levantaba y se miraba en el espejo, Chichón se veía con su casco y era tan feliz, que nunca se le había ocurrido preguntarse la razón de dormir de esa manera, cuando sabía que era algo fuera de lo común.

Lo que sí sabía Chichón era que antes del casco se pasaba el día en el hospital porque no paraba de darse golpes en la cabeza, aunque eso se lo habían contado sus amigos, que cuando le pasaba, estaba muchos días sin aparecer por el colegio. Ya que Chichón había perdido la memoria de las veces que se habia golpeado.

familia-ratones-cuentos-infantiles-cortos

Un buen día, el ratón quería peinarse para ir al baile de fin de curso con su ratita preferida, Chichona, pero al tener el casco puesto, no podía. Chichón se enfadó mucho con sus padres, que eran los que no querían que se quitase el casco, ya que veían peligrar la vida de su hijo, y Chichón sin permiso, se lo quitó y se peinó estilo punky. Seguir leyendo este cuento corto…

LAS NATILLAS DE GUILLERMO

Cuento infantil para niños/as, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Guillermo era un niño de casi dos años que apenas sabía pronunciar alguna que otra palabra, pero era muy inteligente, y se hacía entender por gestos, sonidos, sonrisas y miradas. Su madre y su hermana estaban todo el día regañándole, porque aunque era muy bueno, le gustaba mucho quejarse, y eso aburría a su familia.

Algunas noches, cuando no quería cenar las judías verdes con jamón que con tanto cariño sus padres le preparaban, se iba a dormir sin haber probado nada. Se bajaba de la silla, cogía su chupete, y se iba a la habitación tan contento, y hasta el día siguiente a la hora del desayuno, que por supuesto, desayunaba de todo, tostada, zumo, leche, galletas y pasas, que daban mucha energía.

cuentos-infantiles-cortos-desayuno

Una noche que había de cena verduras rehogadas, Guillermo empezó de nuevo con los quejidos y los llantos absurdos, así que su madre se puso seria y le dijo: Seguir leyendo este cuento corto…

LAS BOTAS DE AGUA DE LUCIA

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Lucía todas las mañanas se despertaba preguntando si estaba lloviendo para poder utilizar sus botas de agua y su paraguas transparente. Las botas de agua se las habían regalado hacía poco y le quedaban un poco grandes, así que su mamá le decía:

- “Lucía, tienes que tomar mucha fruta y beber muchos zumos de naranja, para que te crezca el pie y puedas usar tus estupendas botas”.

cuento-infantil-esquimal

La niña respondía: - “Vale, yo como fruta y bebo zumo, y me las pongo para ver cómo me crece el pie”. Seguir leyendo este cuento corto…