LA PRINCESA ANA Y EL PRÍNCIPE FRAN

Cuento Corto  escrito por: El equipo de Cuentos Infantiles Cortos 

Hoy os vamos a contar una historia muy real de unos jóvenes príncipes que querían ayudar a millones de niños en el mundo…

Érase una vez, una princesa llamada Ana, a la que le gustaba mucho contar cuentos a sus sobrinos antes de dormir.

Tantos cuentos escribió la princesa para ellos, que un día, decidió compartirlos con todos los niños del mundo, y así creó la web de Cuentos Infantiles Cortos.

En esta aventura la princesa Ana no estaba sola…, le acompañaba un apuesto príncipe llamado Fran. Juntos, escribían cuentos para niños todos los días.

En el reino en el que vivían les daban por locos, pues se decía, que sólo querían escribir cuentos, con valores, cada día.

Y así era, Fran y Ana, Ana y Fran, tenían una misión muy importante en sus vidas, educar en valores, a través de los cuentos, a todos los niños del mundo.

Con el paso del tiempo, Ana y Fran, escribieron cientos y cientos de cuentos, y por fin, su sueño se estaba cumpliendo, muchísimos niños en todo el mundo estaban disfrutando y aprendiendo con ellos.

Pero este cuento no acaba aquí, tú que estás viéndonos, puedes ser protagonista de nuestra historia, y ayudarnos a continuar este sueño.

Ayúdanos a difundirlo, para que más niños, disfruten y aprendan valores humanos con nuestros cuentos

¿Sigues la historia?

FIN

También puedes ayudarnos a continuar con este sueño, votándonos en los premios Bitácoras 2014 en la categoría de Educación.

¡Gracias por tu apoyo! ;)

 

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

RUPERTA, LA CALABAZA QUE SABÍA MATEMATICAS

Cuento Corto para niños, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Ruperta era una calabaza muy naranja y muy grande, era la calabaza perfecta, con sus gajos bien pronunciados y su sombrero de hojas verdes perfectamente centrado en la cabeza.

Se acercaba la noche de Halloween y Ruperta temía que la utilizasen para decorar alguna puerta, junto a un esqueleto y una bruja, así que se dispuso a ser diferente para evitar esa situación.

Cuentos infantiles - Julie y la noche de halloween

La calabaza echaba humo por las orejas de tanto pensar en algo que la diferenciase de las demás calabazas, las cuales se iban a convertir esa noche tenebrosa en un objeto decorativo de puertas, ventanas y mesas. Seguir leyendo este cuento corto…

TEETH, EL VAMPIRO DESDENTADO

Cuento Infantil para niñ@s; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Teeth tenía la mejor dentadura de su familia, con unos grandes colmillos a cada lado de la boca, blancos y brillantes, que se cepillaba tres veces al día con pasta especial para colmillos. El vampiro benjamín de la familia Dráculez, estaba muy orgulloso de su dentadura, y de los cuidados que le daba.

Desde hacía muchos años, cuando su bisabuelo el Conde Drácula Dráculez abandonó este mundo por haber mordido una granada en mal estado, Teeth y su familia dejaron de lado la costumbre de morder todo aquello que fuera de color rojo, así que no comían granadas, sandía, tomates, cerezas, arándanos ni fresas.

cuento-infantil-vampiro-halloween

Seguían siendo felices sin el color rojo en su vida, aunque a veces tenían alguna recaída, y tenían que ver fotos de esos alimentos en mal estado para asegurarse de que lo que estaban haciendo estaba bien. Seguir leyendo este cuento corto…

¡FRUTAS DEL OTOÑO!

Poesía Infantil para niños/niñas, creado por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Frutas ricas y ácidas,
mandarinas y pomelos,
salvan muchas vidas,
y de punta se ponen los pelos.

Castañas y membrillos,
siempre perfectos y ricos,
que hasta los grillos
se los comen con picos.

cuentos-infantiles-frutas-verduras

Naranjas y frutos secos,
sabores de otoño encantado,
todos se ponen los zuecos,
para estar en el gran prado.

Uvas, kiwis y avellanas,
un manjar para el sabor,
comer con muchas ganas,
y con mucho dulzor.

Los frutos secos y frutas,
no entienden de estaciones,
todas son muy cautas,
y del otoño son guiones.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

LOS CALCULOS DE LOS AMIGOS PIRATAS

Cuento Corto para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez cuatro amigos que eran piratas, cada uno se llamaba de una forma y se dedicaba a una operación matemática.

El pirata Barbarroja era un experto en sumas, continuamente obtenía resultados positivos de todas las misiones que emprendía, y se sentía muy orgulloso de tener la barba roja y en su escudo un signo de suma: “+”.

Cuentos-infantiles-escribir

La resta la regentaba el pirata Garfio, que en una trifulca que tuvo en el País de Nunca Jamás perdió la posibilidad de coger cosas con las manos y se cambió la mano por un garfio. En su escudo se veía un signo de resta: “-“. Seguir leyendo este cuento corto…

EL RATON CHICHON

Cuento Infantil para niñ@s; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez un ratoncillo que siempre tenía puesto un casco, incluso se acostaba con él. Cuando por las mañanas se levantaba y se miraba en el espejo, Chichón se veía con su casco y era tan feliz, que nunca se le había ocurrido preguntarse la razón de dormir de esa manera, cuando sabía que era algo fuera de lo común.

Lo que sí sabía Chichón era que antes del casco se pasaba el día en el hospital porque no paraba de darse golpes en la cabeza, aunque eso se lo habían contado sus amigos, que cuando le pasaba, estaba muchos días sin aparecer por el colegio. Ya que Chichón había perdido la memoria de las veces que se habia golpeado.

familia-ratones-cuentos-infantiles-cortos

Un buen día, el ratón quería peinarse para ir al baile de fin de curso con su ratita preferida, Chichona, pero al tener el casco puesto, no podía. Chichón se enfadó mucho con sus padres, que eran los que no querían que se quitase el casco, ya que veían peligrar la vida de su hijo, y Chichón sin permiso, se lo quitó y se peinó estilo punky. Seguir leyendo este cuento corto…

Vota en los premios Bitácoras 2014 al mejor blog de Educación

Lo primero de todo, GRACIAS amigos por apoyarnos en los Premios Bitácoras 2014 con vuestro voto. Estamos en el puesto nº 2 en la IV Clasificación Parcial al mejor Blog de Educación. Si aún no has votado, necesitamos tu ayuda más que nunca porque está muy difícil subir y mantenernos ahí, sólo quedan unos días para que puedas apoyarnos:

¿Nos Ayudas con Tu Voto?

bitacoras-cuentosinfantiles

ENTRA AQUÍ PARA VOTAR

Como sabéis, lo que más nos gusta hacer es escribir cuentos con valores. Realmente para nosotros es nuestra forma de vida, nuestro sueño, nuestra pasión…, y tú que ahora estás leyendo estas líneas, formas parte de ella.

bitacoras-educacion-cuentos-infantiles

Creemos firmemente en nuestro objetivo, que no es otro que aportar nuestro pequeño granito de arena en la educación de los más pequeños. Inculcar valores a los niños a través de los cuentos desde el principio, ayuda a construir personalidades fuertes y preparadas para afrontar situaciones futuras a lo largo de la vida. Por eso, Seguir leyendo este cuento corto…

EL MITO

Cuento Infantil para niños y niñas; escrito por: Mariana Vanessa Saldaña Armas (9 años) (Perú)

Había una ciudad llamada Grusevill, donde llegó a vivir una familia que desconocía sobre el mito de terror que allí se creía. Este se trataba de que si una niña que el día de Halloween se fue sola al bosque y vio su reflejo en el lago del pueblo, en ese momento apareció un demonio que le quitó su alma, pues de eso se alimentaba.

Un día Linda, la hija mayor de la familia se dirigió sola al lago, pues no quería que a su familia la pasara nada malo, pero al mirar su reflejo en el lago, su alma se la llevaron, y perdió la conciencia.

cuento-infantil-halloween

A la mañana siguiente Linda despertó en su cama, pero todo parecía diferente, se había vuelto terrorífico, sus padres y hermanos no estaban, y afuera llovía ceniza y estaba nublado. Al parecer estaba sola en ese pueblo, entonces sombras oscuras comenzaron a rodearla, y atemorizarla. Linda salió corriendo hacia la iglesia del pueblo, para resguardarse del peligro.

Cuando llegó a la iglesia sonó la campana y todo se oscureció, pero ella se sentía a salvo dentro; caminó hacia una banca y se acostó rezando y mirando la imagen de Jesús en la cruz, quedándose completamente dormida.

Al despertar, estaba nuevamente a orillas del lago. Retornó a su casa, al llegar vio a toda su familia, los abrazó con mucha alegría, y prometió que jamás se apartaría de ellos.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

EL NIÑO Y LOS MONSTRUOS

Cuento Corto para niños y niñas, escrito por: Emily Valenzuela Fox (7 años)

Había una vez un niño llamado Arturo que fue a pedir dulces en halloween. Se vistió de pirata y cuando terminaron de pedir dulces se fue a su casa con sus padres. Más tarde cenó y Arturo y se fue a su cuarto junto a un oso de peluche que tenía y se durmió.

Su papá y su mamá le dieron las buenas noches y su beso para que se durmiera muy feliz.

Cuentos infantiles - Caspy el fantasma

 

Cuando estaba dormido escuchó un ruido y se despertó muy sobresaltado, miró debajo de la cama y era un gigante, pero Arturo no se asustó. Seguir leyendo este cuento corto…

¡HAY MAGIA EN LA COCINA!

Cuento Corto para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

En el comedor del colegio de Bibiana, había una cocina enorme donde las cocineras diariamente preparaban los mejores platos que sabían hacer.

Entre éstos, cocinaban lentejas con verduras, arroz con tomate, pastel de carne y un postre muy bueno, que la cocinera más veterana llamaba rabiolis de chocolate, postre que siempre dejaban para ocasiones muy especiales.

Cuentos infantiles - Los cuentos de halloween

Un buen día, los famosos raviolis no salían de la cocina. La orden de su preparación se había dado hace bastante tiempo, y el postre no terminaba de salir de la cocina, ¡algo estaba pasando!. Seguir leyendo este cuento corto…