UNA JOVEN QUE FUE AMBICIOSA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Yenyfer

Érase una vez una joven muy pobre, muy pobre que vivía en una choza de paja y palo, criaba puercos para venderlos y tenía un pavo de mascota llamado Fly, pero esta joven era muy ambiciosa, ella solo quería casarse con un rey y tener todo lo que no tenía acosta de cualquier cosa.

Una tarde cuando el sol apenas brillaba salió a vender sus puercos al gran castillo del rey Ros, al llegar a la plaza se encontró con una mujer muy bella que se le acercó y le susurró al oído:

Cuentos cortos - El principe y el mendigo

– “Eres una joven muy linda, vamos a mi casa donde te va esperar una deliciosa cena, una hermosa casa y sirvientes que estarán a tu orden, joyas, los más finos vestidos y dinero”.
Ella sin pensarlo le dijo que sí porque estaba cansada de su vida de pobre.

Tan entusiasmada y feliz fue en compañía de la mujer hacia la choza de paja y palo, recogió a su pato, ensilló su burro y amarró a sus puercos. La fina dama llegó en su carruaje de lindos corceles y guió a la pobre muchacha a su gran casa llena de lujos, paredes de oro, cristales, vajillas de plata, servidumbres, habitaciones y unos hermosos hijos. Cuando llegó a su casa vivió días de alegría pero después la mujer le ordenó ser su servidumbre, le robó sus puercos y le quitó el dinero. Desconsolada y triste se sometió a la cruel mujer que le golpeaba y le tenía en un cuarto sucio de la casa donde no tenía permiso de salir si la señora no se le ordenaba.

Una noche hubo un baile en la casa grande para desposar a sus hijos, llegaron princesas de todas las naciones, reyes y príncipes. Ella fue la servidumbre del banquete de la noche.

Al caminar por el pasillo tropezó con un príncipe y este al verla miró sus ojos y fueron los más dulces que él había visto en ese momento, la cogió de la mano y le manifestó su cuantiosa belleza. Al acabar la noche el príncipe la buscó, prometió volver a verla y se marchó. Ella todas las noches pensaba en la vida que tendría con su príncipe al casarse y ansiaba su beso de amor que duraría toda la vida, sanaría su corazón y devolvería toda su alegría que había perdido por culpa de su ambición.

Pasado un tiempo el príncipe volvió, viajó mares y tierras para llegar hasta su amor, la rescató, llegó a la gran casa, la montó en su caballo y se la llevó. Días después se casaron, tuvieron su primer hijo y comprendió que la felicidad radicaba en el amor y no en su posición.

Vivieron felices hasta que envejecieron, ella si encontró su verdadero amor.

FIN

– Moraleja del cuento: La felicidad radicaba en el amor y no en todo lo que podamos tener.

– Valores del cuento: Amor, reflexión, prudencia.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de una joven que era ambiciosa, quería vivir en un castillo. La engañó una mujer y fue sirviente hasta que conoció a un príncipe y fue feliz

4.3
User Rating: 5.0 (1 votes)
Sending

4 pensamientos en “UNA JOVEN QUE FUE AMBICIOSA

  1. RosaBernada

    muchas veces pensamos que la felicidad radica en el dinero o posición? En realidad todo lo que se hace se paga, bueno o malo. Esta muchacha siempre se burlaba de la que no sabia leer, y pasó el tiempo, esta persona que no sabia leer superó sus grados, y se convirtió en maestra de una escuela. Cuando visitó a la que se burlaba de ella la encontró que no había terminado la escuela y vivía muy pobremente. Y ahora le daba envidia los progresos de la que no sabia leer.
    Nunca hay que burlarse de nadie porque esa persona te puede dar muchas sorpresas. Lo que se siembra se cosecha.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>