LA NARIZ DE LA APRENDIZ

Poema Infantil para niños, escrito por: Ulica Tizaber

Siempre la aprendiz,
sonrojaba la nariz.
Siempre que aprendía,
se le prendía.

cuentos-infantiles-cortos-el-nino-y-la-madre

¡Viva tu nariz!
Decían sus amigos.
¡Es de emperatriz!
Sin muchos remilgos.

Era muy feliz con esa nariz,
aunque una vez tuvo un desliz.
Aprendió algo y no se sonrojó,
su papá mucho se enojó.

Ella explicaba lo que pasó,
y nadie escuchaba su explicación.
Lloró, lloró y lloró,
y tuvo que tomar medicación.

Cuando estuvo serena y habló,
todos contuvieron la respiración.
El padre de la aprendiz se arrepintió,
la pequeña ya era una revelación.

De aprendiz a maestra en un santiamén,
la nariz sonrojada nunca volvió.
La mejor maestra de la región,
enseñaba historia requetebién.

FIN

Comparte este poema infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecinueve − Nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>