CUENTO DEL CERDITO ERRANTE

Cuento Corto para niños/as, creado por: Luis Muñoz

Erase una vez, una familia de cerditos compuesta por la mamá cerdita y tres hermanos.

La mamá siempre estaba jugando con dos de sus hijitos, les daba de comer, los cuidaba …., les quería mucho. Pero al tercer hijo llamado Tuitu no lo cuidaba tanto, siempre estaba regañándole y gruñéndoles, así un día y otro día.

Cuentos clasicos - Los tres cerditos y el lobo

Cansado el cerdito Tuitu de ver los desprecios que le hacía su mamá a él y a sus hermanitos no, decidió marcharse de casa a buscar una nueva vida.

Iba caminando muy despacio, pensativo y triste, pensaba en que había dejado en su casa a su mama y a sus hermanitos. Comía las hierbas y hojas secas que encontraba a su paso, bebía agua de los charcos y dormía al amparo de algún árbol.

Tuitu siguió caminando, llegó a un pueblecito muy pequeñito. Estuvo un rato paseando por las calles, solitario, los vecinos de este pueblo se adolecían de él y le sacaban a la puerta comida sobrante.

Así pasaron muchos días, de esta forma se mantenía. Bebía agua de un pilón que había en la plaza del pueblo y dormía en los portales de la iglesia.

El cerdito Tuitu estaba más contento porque no le faltaba ningún día para comer, aunque se acordaba mucho de su familia y pensaba que no debía haberlos abandonado.

Con esa vida estuvo seis meses, se iba haciendo mayor.

Al ser tan cariñoso, la gente del pueblo le tomaron  mucho cariño y los niños jugaban siempre con él, pensó que esa sería su familia.

Un día el alcalde del pueblo, decidió que el cerdito no podía estar más tiempo errante por las calles porque daba una mala imagen para la sociedad. Por lo tanto, acordó rifarlo y al que le tocara se lo llevara a su casa para cuidarlo.

Al pobre cerdito lo rifaron y le tocó a una familia que tenía una granja. El hijo del granjero que tenía nueve años, saltaba de alegría con la suerte de haberle tocado.

En la granja vivió el resto de sus días entre los demás animales. El niño jugaba con él y por eso se hicieron muy buenos amigos, al igual que los demás animales.

Tuitu por fin había encontrado una buena familia que lo quisiera y lo cuidara. Vivió siempre con ellos y fue muy feliz.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado

 

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

Compartir por WhatsApp

Deja un Comentario en este cuento

7 comentarios
  1. marta picarelli

    GRACIAS POR EL CUENTO DEL CERDITO ERRANTE. SOLO UNA OPINION ACERCA DE LA ORTOGRFIA, QUE SERIA BUENO QUE LA REVISARAS PARA Q LOS CHICOS FIJEN ADEMAS LA LECTOESCRITURA.
    HIERBAS, CON B LARGA Y SECAS, CON S.
    NADA MAS, ESPERO INTERPRETEN BIEN LA SUGERENCIA.
    BSOS

    • Cuentos Infantiles

      Buenos días Marta! Muchísimas gracias por dejarnos tu comentario, nos ayuda a mejorar el cuento en el caso que haya algún tipo de errata. Ya está solucionado!

      Gracias de nuevo por participar en la calidad de los cuentos que publicamos en nuestra página web.

      Un saludo y feliz día :)

    • Cuentos Infantiles Cortos

      Hola Ana,

      Gracias por tu comentario. Le transmitiremos tu opinión al autor, se alegrará mucho.

      Desde Cuentos Infantiles Cortos te animamos a que nos envies cuentos creados por ti, nosotros los daremos a conocer a niños y mayores, estoy segura que gustarán.

      Un saludo

Siguiente CuentoMARTIN Y EL VIEJO PAYASO