LIBROS PARA NIÑOS | LIBROS POR EDADES

Debido a las numerosas preguntas de nuestros lectores pidiendo consejos sobre qué libros para niños deben leer sus hijos, nos hemos decidido a escribir este artículo que esperamos que os sea de gran ayuda a la hora de elegir un libro adecuado de lectura dependiendo de la edad del niño / niña.

CUANDO EMPEZAR A LEER LIBROS?

Esta es la primera pregunta que surge cuando, tanto los padres en el hogar como los profesores en el colegio, comienzan a plantearse qué libro poner en las manos de los niños.

Libros de cuentos infantiles

 

En algunos casos, podría producir cierto desasosiego, sobre todo en los padres, ya que se ven con la responsabilidad de no frustar a sus hijos, tanto si la lectura que le ofrecen es superior en dificultad a lo que ellos están preparados, o por el contrario, sucede al revés.

 

En la escuela, los profesores no tienen estos problemas, aunque nunca está de más, actualizarse y adaptarse a los nuevos tiempos. A modo de recomendación acerca de cómo distribuir la lectura a los más pequeños, es tener en cuenta su edad y nivel madurativo. Cómo iremos viendo por edades, cualquier aspecto menos agradable de la lectura queda camuflado a la hora de elegir el mejor libro para los niños, ya que el enfoque electivo debe ser inteligente y divertido.

LIBROS PARA NIÑOS MENORES DE 1 AÑO

Así, en los niños menores de un año, es recomendable que manipulen los libros de tela, de plástico, de cartón, ya que asumir y comprender conceptos es aún algo prematuro, la idea en esta corta edad es que poco a poco se familiaricen con la lectura. Abrir un libro de tela, ir pasando páginas, señalar los dibujos, llamar la atención del adulto para que mire donde el pequeño mira, cerrar el libro y coger otro de cartón y colores más llamativos, comerse las esquinas, girarlo, alzarlo, y ponerlo en el suelo de nuevo, son conductas de primera conexión con el mundo de la lectura, que debemos fomentar y aplaudir a los bebés, para que reconozcan sus gestos y conductas como algo positivo, que es bueno que repitan.

Estos libros deben ser de tapas gruesas, resistentes, hay algunos que son de plástico para leer también en el baño. Con colores llamativos, formas, dibujos de animales, con texturas en tela, con sonidos o música al abrirlos. La extensión en número de páginas no debe superar las diez o doce hojas, ya que la atención de los bebés es limitada, y no aguantarán más de diez o quince minutos hojeando el libro, o escuchando e interactuando con sus padres para leerlo.

En cualquier caso, la interacción que ha de establecerse entre los padres y estos niños tan pequeños, debe ser muy activa, y nunca leer el cuento, sino mostrarlo, y hacer que el niño señale lo que ve, lo que le llama la atención o lo que reconoce. También es beneficioso, que la habitación donde el niño suele jugar, tenga libros a su alcance, o que sepa donde están. Puede llegar a sorprender como niños tan pequeños acuden al cajón de los libros, se sientan delante, y emprenden su lectura particular de sus libros, que seguramente traten con cuidado y vuelvan a poner en su lugar.

LIBROS PARA NIÑOS DE ENTRE 1 Y 3 AÑOS

En esta etapa se produce un hecho muy característico en los niños, y es que empiezan a reconocer todo tipo de objetos, colores, formas, letras y números. En el primer periodo de esta fase, del año a los dos años, aproximadamente, el avance en la lectura que experimentan estos niños, está relacionado directamente con la adquisición del lenguaje, a través de los sonidos, los gestos y las palabras sencillas, de forma que la lectura que se recomienda en este punto del desarrollo, es similar a la de la primera etapa, aunque algo más elaborada. Ahora los objetos aparecen con palabras para asociar la imagen con las letras, los colores siguen siendo llamativos, y apenas hay texto en los libros.

Una vez superado este periodo, comienza el que se comprende entre los dos y los tres años. Aquí los niños se inician en la práctica de la autonomía para muchas actividades rutinarias, y de manera casi imperceptible, aprenden las letras y los números, y continuamente las ven por donde pasan. Se fijarán en letras mayúsculas, principalmente. Por esto, los libros recomendados para esta finalidad orientada hacia la lectura, deben tener ilustraciones llamativas, algo más de texto que en la etapa anterior, y que a su vez, dicho texto se repita, para ir encajando términos en la mente infantil, que le hagan comprender los conceptos básicos de la lectura, y comience a sentir por ella un halo de misterio y habilidad que le ayude a adentrarse en el desarrollo de las habilidades de la lectura de forma agradable y eficaz.

LIBROS PARA NIÑOS DE 3 A 4 AÑOS

Entre los tres y los cuatro años, los niños sufren muchos cambios en su entorno más cercano, ya que experimentan en el área escolar, el cambio de guardería a colegio, lo cual les supone, en ocasiones, esfuerzos extras a la hora de reparar el ritmo rutinario y protector de los padres o educadores. Estos cambios influyen mucho en el desarrollo madurativo de los niños, incluido el desarrollo cognitivo, y la derivada en la que se convierte la lectura. En este ámbito, se considera un año de transición hasta que empiezan a leer con más soltura y decisión.

En esta etapa identifican las letras y los números perfectamente, y en algunos casos, podrían leer palabras sencillas, e incluso sus primeras frases cortas. Los libros en esta fase se caracterizan por ser igualmente llamativos, con texto escaso, aunque ya pueden hilar escenas como parte de historias, de forma que establecen conexión lógica mirando los dibujos, y asociando dichas imágenes a las palabras o frases sencillas que puedan aparecer escritas.

LIBROS PARA NIÑOS DE 5 A 7 AÑOS

En este rango de edad, los niños ya tienen afianzados plenamente el conocimiento de las letras y los números. En este instante, los niños ya saben leer, y la tarea que se fomenta con la lectura, es potenciar la comprensión de las lecturas, que no dejan de ser sencillas, y practicar mucho el arte de leer, para mejorarlo. Se puede afirmar que si a esta edad, el gusto por la lectura es manifiesto, seguramente a través del desarrollo natural del niño, lo que consiga la lectura es afincarse como una actividad más que se considera habitual y agradable según va pasando el tiempo.

El tipo de libros que se emplean en estas edades, siguen teniendo letras grandes, colores llamativos e imágenes ilustradas, pero las historias se complican y alargan, de forma que existen adaptaciones de cuentos tradicionales, que ayudan y fomentan esta etapa de manera desinteresada y satisfactoria.

Los padres aún colaboran en la hora de la lectura, y comparten con sus hijos esos momentos de ilusión, bien leyéndoles el libro y dejando que intervengan haciendo preguntas, o dejando que sean los niños los lectores, y así los padres pueden corregir entonación, palabras que no entienden su significado, etc…

LIBROS PARA NIÑOS DE 7 A 12 AÑOS

Esta rango de edad para la lectura es puro placer. Los niños disfrutan leyendo, y también esto se percibe, ya que en muchas ocasiones, y si anteriormente se ha fomentado la lectura adecuadamente, prefieren leer su libro, que ver la televisión. Aquí además, el nivel de fantasía que se alcanza leyendo es máximo, y los libros de hadas y héroes, con un alto contenido de acción, se convierten en recipientes para introducir mucha imaginación, que les lleva al mundo de la lectura entendido en su sentido literal.

Los libros son de extensión media, unas cuarenta o cincuenta páginas, los dibujos que de vez en cuando aparecen en la lectura son en blanco y negro, y la letras empiezan a disminuirse en tamaño, según se cumplen años. Aquí la intervención de los padres a la hora de la lectura, ya no es tan necesaria, los niños leen porque quieren y les gusta. Los padres pueden compartir esos momentos de lectura, y dejar que sus hijos les lean el libro, y transportarse juntos subidos en la imaginación al mundo de ilusión que alcanzan con las palabras escritas.

LIBROS PARA NIÑOS MAYORES DE 12 AÑOS

A partir de aquí, los niños pueden estar preparados para cualquier tipo de libro e historia. Si bien, al principio, es recomendable que los libros traten de aventuras, que contengan mucho diálogo y algún toque de humor, para que los preadolescentes se sientan más identificados con la lectura.

Con el tiempo y la práctica, esos niños que empezaron ojeando libros resistentes o comiéndoselos, terminarán leyendo cualquier tipo de novela, y experimentarán el verdadero placer de la lectura, al mismo tiempo, que obtendrán las grandes ventajas de la misma, un nivel cultural elevado y un fondo personal instruido y creativo.

LIBROS PARA NIÑOS: CONCLUSION

Cuidar la mente es muy importante, por eso, leer es una sana costumbre para la mente. Es un camino abierto a la imaginación, que sirve como desahogo de la monotonía que a veces consume la energía. Cuando se lee, se liberan endorfinas, que son las sustancias del placer, y que hacen que todo se vea con una mejor actitud.

Desde muy pequeños los niños deben cuidar su mente, y con la lectura no sólo lo conseguimos, sino que también abrimos una nueva vía hacia la potenciación de cualidades innatas, que sin estimulación adecuada, podrían pasar desapercibidas, y en algún momento se podrían echar de menos. Por eso, trabajar la lectura con los pequeños, debe formar parte de la rutina diaria con ellos, dedicarles el tiempo que necesiten para que lo tomen como algo natural y divertido, es primordial, para ellos como receptores, y para los padres y educadores como agentes educativos.

También puede interesarte:

Cómo Escribir un Cuento

Cuentos Infantiles Con Valores

2 pensamientos en “LIBROS PARA NIÑOS | LIBROS POR EDADES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>