LA NUBE Y EL VIENTO

La nube Claudia se encontraba muy feliz y contenta porque estaba junto con su amigo el sol. Hacia un día espléndido y los pajarillos cantaban una y otra vez sin parar.

De repente, el viento empezó a soplar y la pobre nubecilla Claudia, no podía parar de moverse, porque el viento le empujaba de un lado a otro.

Cuento nube y el viento

Entonces, Claudia le dijo al viento: “¿por qué soplas tan fuerte?”

Y el viento contestó: “porque tengo que ayudar a las semillas de las plantas a viajar de un lado para otro, para que así, nazcan nuevas plantas. Y también gracias a mí, los molinillos de viento se mueven y los hombres obtienen así la electricidad.”

Entonces Claudia, la nube, entendió que aunque durante un rato no pudiera dejar de moverse por el soplido del viento, era para ayudar a los demás.

FIN

Accede a la tienda, para comprar nuestros productos exclusivos.

Vota este cuento infantil:

4.25 / 5 (8 votos)

6 opiniones sobre el cuento: “LA NUBE Y EL VIENTO

  1. anonima

    sentimientos del mas alla en donde se encontraran los mas profundos secretos del escritor,en las historias se puede ver las caracteristicas del escritor y sus mas profundos secretos junto a los sentimientios tanto espirituales como fisicos junto a eso se ve una reflexion que alguno recordaran pero otros la olvidaran y la reflexion es la siguiente:la naturaleza hay que respetarla,sin maltratarla, sin arrojar basura,entre otros

    Contestar
    1. admin Autor del cuento

      Muchas gracias por el comentario. Intentamos que todos los cuentos infantiles sean divertidos, y que cumplan una función educativa. Esperamos que siga visitando nuestra web de cuentos infantiles cortos. Saludos!!

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>