Cuentos de Comida

cuentos-infantiles-cortos-el-gordo-hector

SAMY EL GLOTON

Cuento Infantil para niños, escrito por: Maria Alejandra

En un pueblo llamado Trulin vivía un niño, se llamaba Samy. Él jugaba con sus amiguitos a la pelota, salía en bicicleta, etc.

Cuando hacía mucho frío en Trulín nevaba, entonces sacaba su trineo, subían a su perro Bob y salía a pasear con él. Pero tenía un problema, Samy se había puesto muy glotón, comía chocolates sin parar y su pancita se hacía cada vez más y más grande.  Se dio cuenta que ya no podía correr tan rápido detrás de la pelota, y convertir coles. Pero él seguía comiendo dulces y chocolates.

cuentos-infantiles-cortos-el-gordo-hector

Quiso pasear en su bici, pero le costaba tanto pedalear que se quedó sentado y muy cansado en la vereda. Su tripita ya le pesaba mucho. Sigue leyendo

Cuentos muy cortos - Harry el perro cachorro

LAS TRAVESURAS DE JUNIOR EL PERRO

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Laura Camila Barrera S.

Érase una vez un joven que traía un perro de raza criollo, el cual se llamaba Junior. El perro se crió en un paradero de las busetas Trans Lago, junto a muchos perros más.

Él perro se fue acostumbrando a la calle, a pelear con otros perros, perseguir a perras en celo, pedir comida, y molestar pero el siempre volvía a su hogar.

Cuentos muy cortos - Harry el perro cachorro

El tiempo fue pasando el perro se acostumbraba a la gente que llegaba a lavar sus coches, pero Junior no les hacía daño. Sigue leyendo

cuentos-infantiles-cortos-gallo

EL PAVO REAL Y EL GALLO

Cuento Corto para niños, creado por: Luis David Gamonal

Un Pavo Real al cosechar lechugas en su huerto se le acercó por allí un humilde Gallo con el pico abierto, dándole a entender al Pavo Real que se apiedase de él y le regalara un racimo de lechugas. Pero pese a verlo con el gesto hambriento hizo caso omiso a su llamado. Por el contrato prefirió guardar sus verduras para disfrutarlos en otra oportunidad.

Al ser desatendido su pedido, el Gallo fue a buscar sus alimentos al interior del bosque.

cuentos-infantiles-cortos-gallo

Pasados varios días, el Pavo Real fue a comer sus lechugas, encontrando malogradas a la mayoría de ellas, a consecuencia de haberlo descuidado por mucho tiempo. No tuvo otra opción que tirarlas a la orilla del camino, optando por comer las que estaban en buen estado, que eran pocas.

Al pasar nuevamente el Gallo por el huerto del Pavo Real, vio todas las verduras malogradas, muy indignado de este despilfarro dijo:

– “¿Como es posible que el Pavo Real halla dejado maltratar sus lechugas que con tanto esfuerzo lo sembró, en vez de regalarlos a los que menos tienen?

FIN

– Moraleja del Cuento: Hay personas que despilfarran los recursos que tienen, reflejando un insulto a la pobreza. Mientras que otras personas que  hacen verdaderos esfuerzos por conseguir algún recurso que satisfaga sus necesidades.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

EL MONO Y EL AÑUGE

Cuento Corto para niños, creado por: Luis David Gamonal

Un mono, como todas las mañanas, iba al bosque a cosechar racimos de plátanos para alimentarse durante el día, y cuando cosechaba dichos frutos, muy confiadamente los dejaba debajo de la misma planta como solía hacer siempre para ir a cosechar más plátanos a las demás plantas refundidas. De pronto llegó por allí un añuge a buscar también algún fruto para alimentarse, y lo primero que vio fueron los plátanos abandonados por el simio, y el roedor no desperdició la ocasión, de inmediato se los comió.

Poco después volvió el mono a llevarse sus plátanos, pero se dio con la sorpresa que el añuge lo estaba disfrutando, y muy molesto el mono le reclamaba al roedor diciendo:
Cuentos infantiles - el mono y las piedras

– “¿Por qué te estás comiendo mis plátanos?”. Sigue leyendo

CLOTILDE Y EL BIZCOCHO DE LIMON

Cuento Corto Infantil para niños/as; creado por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Clotilde era la típica abuela con el pelo blanco recogido en un gran moño, cara de ángel y muy buena cocinera, don que había aprendido de su madre y de su abuela, aunque para Clotilde su debilidad era la repostería y todo lo dulce que saliera de una cocina.

Se acercaban las fiestas navideñas y Clotilde con el delantal bien atado, comenzaba a cocinar desde primera hora del día.

cuento-infantil-bizcocho-limon-navidad

Primero se dedicaba a los platos salados, pavo en salsa con pasas y manzana, crema de calabaza con marisco y caldo navideño. Todos los platos deliciosos, pero siempre guardaba la mayor dedicación para sus dulces postres. Sigue leyendo