Cuentos de Castillos

Cuentos infantiles en los que un castillo es protagonista o personaje participante. Cuentos para niños en castillos. Cuentos sobre castillos infantiles con mucha imaginación. Te lo pasarás genial contando cuentos en un castillo a los niños. Cuentos de castillos que estimularán el lado más imaginativo de los niños.

Cuentos de Castillos:

UNA JOVEN QUE FUE AMBICIOSA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Yenyfer

Érase una vez una joven muy pobre, muy pobre que vivía en una choza de paja y palo, criaba puercos para venderlos y tenía un pavo de mascota llamado Fly, pero esta joven era muy ambiciosa, ella solo quería casarse con un rey y tener todo lo que no tenía acosta de cualquier cosa.

Una tarde cuando el sol apenas brillaba salió a vender sus puercos al gran castillo del rey Ros, al llegar a la plaza se encontró con una mujer muy bella que se le acercó y le susurró al oído:

Cuentos cortos - El principe y el mendigo

– “Eres una joven muy linda, vamos a mi casa donde te va esperar una deliciosa cena, una hermosa casa y sirvientes que estarán a tu orden, joyas, los más finos vestidos y dinero”. Sigue leyendo

HALA, LA PRINCESA LUNA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Angy Brito

Esta es la historia de una pequeña princesa que soñaba con ser algo, simple y hermoso… la luna.

Cada día una pequeña princesa se paseaba por los jardines de su palacio sin motivos, simplemente para pasar el rato y no sentirse sola. Ella solo contaba con la presencia de su nodriza que la cuidó desde que era un bebé, ya que sus padres nunca estaban, debido que guiar a un pueblo era una carga pesada. Por lo tanto, esta pequeña princesa llamada Hala (en árabe significa hermosa) siempre se sentía sola.

cuento-infantil-princesa-y-luna

 

Hala, sólo necesitaba el amor y la atención de las personas que la rodeaban, para no sentirse sola en ese inmenso castillo. Sigue leyendo

cuento-infantil-pencil-el-unicornio-de-los-sueños

LA REINA VANIDOSA

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Ana Pérez

Hace muchos cientos de años, en un país no muy lejano, había una reina muy rica y muy poderosa. Vivía en un palacio igual o más grande que la actual ciudad de Barcelona y tenía cientos de habitaciones, aunque rara vez se utilizaban la mitad. Los enormes jardines que lo rodeaban estaban recubiertos por flores de diferentes colores, y no había ni una sola maceta que no fuera cuidada y vigilada todo el día por alguno de sus más de veinte jardineros. Quizás todos estos cuidados parezcan excesivos, pero es que el jardín debía estar a la altura de todos los nobles que lo visitaban, que no eran pocos. La propietaria de todo esto, la reina, era una mujer de mediana edad y un poco bajita. Su pelo negro, como el carbón le llegaba hasta la cintura. Tenía los ojos de un azul muy intenso, pero nadie se fijaba en ellos porque tenía un grano en el centro de la mejilla que llamaba más la atención. A pesar de ello, ella se creía muy bella. De hecho, ese era uno de sus principales defectos.

La reina vivía en su propio universo totalmente alejado de la realidad. Creía que era la mujer más bella del universo y que no tenía ningún defecto, y eso la convertía en una arrogante a ojos del mundo, porque siempre se creía superior y despreciaba a los demás. Pero de todo esto, ella no se daba cuenta. Aun así, la reina, como a todos los reyes y reinas que aparecen en los cuentos, le faltaba una cosa: la felicidad.

cuento-infantil-pencil-el-unicornio-de-los-sueños

Siempre había vivido sola (exceptuando a los sirvientes) y siempre había estado bien. Pero cuando cumplió cuarenta años, esta señora empezó a sentirse sola, nunca sabía qué hacer y siempre estaba aburrida. Intentó solucionarlo dando muchos paseos por su enorme jardín o haciendo construir su estatua bañada en oro. Pero nada, en su vida faltaba algo. Decidió preguntar qué era a algunas de sus criadas más próximas, y todas respondieron lo mismo: un marido. Quizás fuera cierto o quizás no, pero ella decidió hacerles caso. La monarca mandó a sus mensajeros a comunicar por todas la cortes que buscaba un marido. La noticia se extendió por todo el mundo; esta reina era muy poderosa, y todos los reyes y príncipes querían casarse con ella y poseer sus tierras. Todos se pusieron en marcha rápidamente para llegar lo antes posible. Mientras todos ellos viajaban, la reina empezó a dudar si debía seguir con esto.

Sigue leyendo

Cuentos cortos-la bruja piruja

LA FLOR DE CEREZA

Cuento Corto Infantil para niños, creado por: Jorge Castejon

Había una vez, en un muy antiguo reino, unos reyes que tenían una hermosa hija llamada Flor de Cereza, nombrada así por todos los cerezos tan hermosos que rodeaban el castillo. Esos arboles eran todo un encanto para los habitantes del reino, quienes siempre estaban bailando, cantando y celebrando.

Flor de Cereza eran muy amable, bondadosa, hermosa y siempre estaba feliz. Todas las mañanas desayunaba en el jardín acompañada de su perro Siso disfrutando de la belleza de su reino, pensando en el día que se casaría con su príncipe y convirtiera en reina, una buena reina.

Cuentos cortos-la bruja piruja

El como gobernar, estar al tanto de las necesidades del pueblo etc., eran cosas muy importantes en el futuro de la princesa. Pero en un lugar escondido del bosque lleno de oscuridad y criaturas malignas existía una malvada bruja que era vanidosa y celosa de Flor de Cereza por su belleza; y cada día era consumida aún mas por los celos, hasta que muy enfadada decidió atraer a Flor de Cereza a una cabaña en el bosque donde embrujó unas cerezas para borrarle la memoria, olvidar que era una princesa y reducir su belleza. Sigue leyendo

LA PRINCESA Y LA BRUJA

Cuento Infantil Corto para niños; escrito por: Diego Tobares

Había una vez un reino gobernado por un rey y la reina. Un día nació una princesa llamada Maria. Cuando llegó a la casa, una señora que en realidad no era una señora era una malvada bruja le dijo a la reina que solo iba a tocar a la princesa, que no se preocupara, pero de repente se la llevó a su espeluznante castillo. Cuando llegaron la bruja reveló su imagen real.

Pasaron los años, Maria creció y la bruja le decía que hiciese todo aquello que quería. Cuando Maria subió a su habitación a limpiar vio por la ventana a un principe, su nombre era Juan, enseguida Maria se enamoró de él. Cuando Juan vio a Maria se enamoró también de ella, entonces la bruja llamó a María y le dijo a ella que era su tiempo libre y podía salir a pasear.

cuento - rey midas

Cuando Maria salio fue al bosque, vio unos animales bebiendo agua, entonces Maria los saludó, pero los animales se asustaron. Ella empezó a cantar y bailar a los animales para que no se fueran, se hipnotizaron de la dulce melodía; y en ese mismo momento Maria estaba disfrutando, pero la bruja la llamó para que limpiase el piso. Sigue leyendo