Educación Postural Infantil

LOS HÁBITOS POSTURALES EN LOS NIÑOS

Cuando tu hijo se sienta de cualquier manera, y aparentemente está cómodo, tienes que analizar sus movimientos corporales y sus posturas forzadas, ya que el umbral de molestia o dolor en los más pequeños es muy diferente al de los adultos.

Un niño puede ser capaz de mantener una postura incorrecta durante bastante tiempo, y el daño que se está haciendo a largo plazo es enorme, lo cual está motivado por la elasticidad y flexibilidad de sus articulaciones y músculos.

La espalda es la parte del cuerpo que centraliza el dolor en caso de haberlo, y el vicio de las malas posturas y sus consecuentes contracturas. Por todas estas razones, merece la pena que como madre te fijes en cómo se sienta tu hijo, cómo hace los deberes y cómo está tumbado relajado sin que ningún músculo de su cuerpo sufra más que otro.

educacion-postural-infantil