Cuentos de Terror

Cuentos de terror para niños en el que la intriga y la emoción están garantizados. Cuentos de terror infantiles con mucha imaginación. Te lo pasarás genial contando cuentos de miedo a los niños. Cuentos de terror que estimularán la imaginación de los niños. Los cuentos de terror no dan tanto miedo como para que los niños se sientan mal, son sólo cuentos de intriga con personajes determinados, como brujas, monstruos, etc…

Cuentos de Terror:

LA CARBONERA

Cuentos cortos para niños escritos por: Raúl Rustan.

(Cuento para niños a partir de 12 años)

Siempre evitaba pasar por ese lugar cada vez que jugaban a las escondidas, a ninguno de los menores se le cruzó la idea de esconderse en ese sombrío agujero.

No los culpo, aún recuerdo cuando tenía ocho años, un día mientras jugaba se me ocurrió ocultarme allí, todo iba bien hasta que una helada brisa inundó mi pequeña espalda, quedé paralizado de miedo, a diez centímetros de mis manos, la abnegada puerta, el frío bajaba por mis piernas helándolo todo a su paso, milimétricos movimientos y un brutal empujón me permitieron caer del lado de la luz, salí despedido de ese infernal cubil. Miré hacia atrás y comprobé que la vetusta puerta se cerraba lentamente.

Cuentos de terror - El camping maldito

Sigue leyendo

EL CAMPING MALDITO

La familia Pérez se fue de vacaciones, como todos los años, a su camping favorito, uno que se encuentra muy cerca de la playa.

Este año vieron algo muy raro nada más entrar en el camping, todas las casetas y bungalows estaban cochambrosas y medio derruidas, había telarañas por todos lados y el agua de la piscina estaba verde…

La madre, el padre y los dos hijos salieron del coche porque no se creían lo que estaban viendo…

Cuentos de terror - El camping maldito

Sigue leyendo

JUAN SIN MIEDO

Juan era el menor de 2 hermanos, que vivían en una casita pequeña en un pueblo español, junto a su padre.

El hermano de Juan era un chico inteligente al que todo el mundo admiraba, incluido su padre. Sin embargo, de Juan pensaban que era un chico tonto que no se enteraba de nada.

Un día, el padre de Juan le dijo: “Juan, no mires a tu hermano que tiene sangre en la mano y puede darte miedo..

Cuentos infantiles - dos niños hermanos

Sigue leyendo

EL FANTASMA DEL COLE

Había una vez un colegio muy muy viejo, pero que todavía seguía funcionando y dando clases a los niños y niñas de un pueblo.

El colegio tenía por lo menos 500 años, y por el habían pasado personajes importantes como Albert Einstein, o Edison, que fue el inventor de la bombilla.

En los últimos años, en el colegio habían ocurrido sospechosos acontecimientos, y los niños no paraban de repetir que había un fantasma que trataba de matarlos a todos…

AUDIOCUENTO (ESCUCHA ESTE CUENTO INFANTIL, PINCHA EN EL PLAY):


Cuentos de terror - El fantasma del colegio

Sigue leyendo

CASPY EL FANTASMA

Era un día nublado y gris, cuando Claudia se dirigía hacia el colegio como todos los días, aunque hoy, no fue por el mismo camino que siempre…

Claudia decidió esta vez ir por la calle de la antigua casa encantada, que así era conocida por todos los habitantes del pueblo.

Un día, cuando Claudia era más pequeña, su abuela le contó una historia de terror, que sucedió en la casa encantada. Al final de la historia la abuela le dijo: “Claudia, ten mucho cuidado al pasar por delante de la casa encantada, y nunca mires a la mirilla de la puerta, prométemelo“.

Claudia se quedó muy pensativa después de escuchar aquella historia de fantasmas de la casa encantada. Pero sin embargo, había algo dentro de ella que le decía que debía comprobar si era verdad que en aquella casa vivían unos malvados fantasmas, pues Claudia era una niña muy curiosa.

Así que hoy, Claudia emprendió su camino al colegio por el camino donde se encontraba la casa encantada. Al pasar por delante de la casa, recordó las palabras de su abuela, aunque decidió no hacerle caso y miró por la mirilla de la enorme vieja puerta de madera, pero no conseguía ver nada.

Cuentos infantiles - Caspy el fantasma

Durante un buen rato, Claudia estuvo mirando la casa encantada, las ventanas, las cuales estaban llenas de polvo, aunque algunos de ellos tenían un círculo del cristal totalmente limpio, como si alguien lo hubiera limpiado para poder ver la calle. Además, los barrotes de hierro de las ventanas estaban oxidados  y algunos de ellos no estaban en su sitio, así que Claudia tuvo una idea.

Aún tenía tiempo para llegar a clase, así que decidió entrar por una de las ventanas que se encontraban medio abiertas para ver qué había dentro de la casa encantada.

La verdad es que Claudia estaba un poco asustada, pues si era cierta la historia de aquella casa, podría estar en peligro… sin embargo, se armó de valentía y entro a la casa encantada. De repente, escuchó un golpe, como si una puerta se  hubiera cerrado. Claudia se encontraba en un gran salón, lleno de muebles antiguos cubiertos por una gran capa de polvo. Decidió salir al pasillo, y justo allí, se encontró con Caspy, el fantasma de la casa encantada.

Claudia se quedó paralizada, no podía moverse del miedo que tenía al ver aquel fantasma dar vueltas alrededor suya. Entonces, Caspy le dijo: “Hola, no tengas miedo, no voy a hacerte nada“.

A Claudia no le salía ni una sola palabra, estaba muy muy asustadaSigue leyendo