Cuentos de Solidaridad

Cuentos infantiles con la solidaridad como principal valor humano. Estos cuentos enseñaran a los niños a ser solidarios.

EL SAJINO Y EL MONO

Cuento Corto para niños, escrito por: Luis David Gamonal Suarez

Un sajino estaba muy hambriento y no tuvo mejor idea que subirse a una planta de papaya a comer sus frutos, pero al tocarlos se sorprendió, ya que estaban verdes, y dijo:

– “Tendré que aguantarme con hambre!”

Cuentos infantiles - el mono y las piedras

Sin embargo, un mono que vivía por allí, se percató de su necesidad y de inmediato fue hacia él dándole unas cuantas papayas maduras que él mismo había cosechado recientemente. Sigue leyendo

LA FLOR DE CEREZA

Cuento Corto Infantil para niños, creado por: Jorge Castejon

Había una vez, en un muy antiguo reino, unos reyes que tenían una hermosa hija llamada Flor de Cereza, nombrada así por todos los cerezos tan hermosos que rodeaban el castillo. Esos arboles eran todo un encanto para los habitantes del reino, quienes siempre estaban bailando, cantando y celebrando.

Flor de Cereza eran muy amable, bondadosa, hermosa y siempre estaba feliz. Todas las mañanas desayunaba en el jardín acompañada de su perro Siso disfrutando de la belleza de su reino, pensando en el día que se casaría con su príncipe y convirtiera en reina, una buena reina.

Cuentos cortos-la bruja piruja

El como gobernar, estar al tanto de las necesidades del pueblo etc., eran cosas muy importantes en el futuro de la princesa. Pero en un lugar escondido del bosque lleno de oscuridad y criaturas malignas existía una malvada bruja que era vanidosa y celosa de Flor de Cereza por su belleza; y cada día era consumida aún mas por los celos, hasta que muy enfadada decidió atraer a Flor de Cereza a una cabaña en el bosque donde embrujó unas cerezas para borrarle la memoria, olvidar que era una princesa y reducir su belleza. Sigue leyendo

EL NIÑO POBRE DEL PUEBLO

Cuento Infantil para niños/as, escrito por: Matias Facendini

Había una vez en un pueblo muy lejano un niño llamado Matías que era muy pobre pero de gran corazón.

Matías todos los día se levantaba temprano y se iba a hacer huerta para poder tener verduras, frutas y así repartirlas en todo el pueblo.

Cuentos-infantiles-el-nino-y-los-almendros

El Pueblo donde vivía era muy humilde y de escasos recursos, pero a él no lo frenaba eso, Matías se levantaba igual he iba todos los días a regar sus verduras, dar vuelta la tierra, cuidar sus frutos para siempre tener verduras y frutas frescas para alimentar a sus vecinos. Sigue leyendo

EVA MADRINA Y LOS JUGUETES SOLIDARIOS

Cuento Corto para niños/as, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez una maestra de niños muy pequeños que se llamaba Eva. Todas sus compañeras la llamaban Madrina, y sólo ellas sabían el motivo de ese nombre.

Todas las navidades en la escuela infantil donde Eva trabajaba se hacía una fiesta de la Navidad, donde se contaba con actuaciones de los padres, cuentacuentos, talleres de manualidades y el momento más deseado de todos los niños, que Santa Claus apareciese por allí para repartir regalos sorpresa.

cuento-infantil-juguetes

Ya estaban a finales de noviembre y había que ir preparando el gran día navideño. Empezaron a comunicar a todos los padres cómo se iba a organizar la fiesta ese año, y como siempre, la magia y la ilusión de la Navidad empezaba a decorar el centro. Sigue leyendo

LA CARTA DE LOS REYES MAGOS A EUGENIA

Cuento Infantil para niños/as; creado por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Querida Eugenia:

Nos ha encantado recibir tu carta. Cuando Melchor fue al buzón y vio el sobre con las tres coronas, vino dando saltos de alegría, ya que nunca habíamos recibido una carta tan pronto.

Por lo que nos cuentas, sois una familia muy feliz con las rutinas necesarias del día a día. Ojalá todo lo que leemos en estas fechas fuera en el mismo sentido que tu carta, de esperanza y positivismo.

cuento-infantil-reyes-magos-navidad

Nos gustaría concederos los dos deseos que pedís, pero aún no sé qué van a pedir los demás niños del mundo, así que no podemos adelantarnos. Sigue leyendo