UNA LEYENDA MAS

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: Hugo Elangel

Cuentan que el dios de la naturaleza había creado un animal muy bello, que sería el guía de los demás animales.

Su rugir proclamaría la verdad, la esperanza, la lealtad, la justicia para todos los seres de la selva. Defensor de los ríos, los árboles, hermano de cada ser vivo.

cuentos-infantiles-cortos-tigre

Fue así que Dios lo hizo de pelaje dorado, robusto, de mirar profundo, delicado, cauto. Los nativos lo llamaron yaguareté. Pero su vida sería amenazada por la codicia y la falta de cordura del ser humano que lo veía como un trofeo más.

Fue tal la sagacidad de su persecución, que el yaguareté le habló al dios de la naturaleza y le llevó la queja y la preocupación por todos sus hermanos.

Dios trató de persuadir al hombre, muchos escucharon pero otros siguieron con sus tercas ambiciones.

Entonces, convocó a todos los yaguaretés y manchó aquel pelaje dorado con vivos negros floreados, pidiéndoles que se ocultaran de los hombres, que caminaran por las sombras de la selva hasta que aquel se diera cuenta de su error.

Les dio el don de la paciencia y la tolerancia con tal virtud caminarían sin ser vistos y hasta le cambio su rugir por voces que harían de la selva las plegarias mas sagradas.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

UN MONITO TRAVIESO

Cuento Corto para niños y niñas, creado por: Hugo Elangel

El sol desperezaba lo oscuro de la selva, los pájaros entregaban sus cánticos al nuevo día.

Así despertó un mono carayá muy travieso e inquieto, trepando por las ramas de los altos árboles, divirtiéndose con varios de sus hermanos, parloteando, arrojándose frutos, empujándose en las lianas.

Cuentos infantiles - el mono y las piedras

Mientras jugaba este monito vio como del hueco de un árbol, salía un simpático pájaro carpintero, y del que supuso, sería su nido. Seguir leyendo este cuento corto…

EL TUCAN MORADO

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: Hugo Elangel

La neblina se iba disipando, impregnada del aire mañanero. Al costado de un remanso, entre cañaverales, palmitales y un sin fin de arbustos, se encontraba un árbol muy alto. Entre sus leños antiguos, una pareja de tucanes hicieron nido y sus polluelos alborotaban el silencio del lugar. Desde lo alto del árbol, se podía ver la espesura de la selva y los matices de verde que jugaban con los grillos del sol.

Los días pasaban y esos polluelos, poco a poco, aprendían a volar junto a sus padres, que le acompañaban aconsejándoles de cómo hacerlo, además de cómo usar ese enorme pico multicolor.

cuento-infantil-tucan

 

Cierto día, los tucancitos volaron al otro lado del río, para explorar, en busca de frutos y semillas. Unos comían mamones, otros frutos del yacaratiá, pero uno de ellos, sorprendido por los colores de un fruto, se internó en la espesura de un moral. Seguir leyendo este cuento corto…

CRISPIN PELUQUIN

Cuento Corto para niños y niñas; escrito por: Alberto Suarez Villamizar

En mi adolescencia, vivida en la decada de los setenta, habitábamos un barrio popular de la ciudad y seguíamos las tendencias propias de esa época y de esta etapa de la vida.

Se usaba en los muchachos el cabello largo hasta los hombros, esto era un dictado de la moda.

Cuentos-cortos-Los-ninos-en-la-piscina1

Crispín era un joven de larga cabellera recién llegado al barrio y buscaba integrarse a mi grupo de amigos, con quienes compartíamos paseos y aventuras propias de la edad. Seguir leyendo este cuento corto…

EL NUMERO 6 VUELVE AL COLEGIO

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

En la familia de los números, como en el resto de familias, siempre había un miembro al que le costaba un poco más hacer las cosas. En este caso, era el número 6 el que después de muchos avisos de sus padres y hermanos, por fin comprendió que las vacaciones no eran para siempre.

Habían estado todos juntos los días de navidad, y ahora después de la fiesta de los Reyes Magos, había que volver a la rutina diaria, los mayores a los trabajos, los medianos a la universidad, y los pequeños al colegio.

cuento-infantil-numeros

El número 6 era muy inquieto, se pasaba el día rodando por el suelo, todo lo que su estirado brazo le permitía, y cuando llegaba al tope, volvía a empezar. Los demás números de su familia no tenían esa habilidad, únicamente su hermano el número 8 podía hacer algo parecido, pero si empezaba no podía parar, daba vueltas sobre sí mismo constantemente hasta que algún número mayor lo paraba. Seguir leyendo este cuento corto…