UN PAYASO EN APUROS

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez un payaso muy gracioso que vivía en la gran carpa del Circo Círculis. Un circo lleno de ilusión y alegría que Sonri, el payaso, lograba alegrar constantemente, con canciones, música, acrobacias de los malabaristas, y como no, sus propios números, en los que la risa salía por las lonas del circo y llegaba a todas las casas de los niños que no habían podido ir a verlo.

Un día muy lluvioso, Sonri apenas tenía público que le hiciese actuar con tanta ilusión como otras veces, y se le ocurrió cambiar la actuación y hacer que se convertía en un mono. De esa manera, se aseguraba las risas de los niños, y él no se cansaba tanto para los demás días de circo que no iba a llover.

Cuento el payaso del circo del sol

Cual fue su sorpresa cuando al ponerse unas orejas de cartón marrón y enormes en la cabeza, pincharse un rabo largo con una chincheta en la espalda, e imitar el sonido de los monos, ningún niño de los pocos que había, se rió. Seguir leyendo este cuento corto…

MARTIN Y EL VIEJO PAYASO

Nuevo Cuento Infantil para niños, creado por: Fernando Mansilla

Desde hacía varios años el viejo payaso hacía su actuación a la misma hora en aquel parque repleto de pinos, siempre con el mismo traje raído y descolorido por el paso de los años, aunque en otra época, sus colores debieron ser vistosos.

Cuento el payaso del circo del sol

Seguir leyendo este cuento corto…

PAYOTE EL PAYASO FELIZ

Ríanse todos, por favor, así empezaba todos los días su función el payaso Payoté.

Y niños y grandes, antes ya de empezar la función, tenían una gran sonrisa en los labios dispuesta para la carcajada en cualquier momento.

¡Ríanse todos!- Repitió, y empezó la función.

Ese domingo había muchos niños en el circo; todos deseando reírse tanto hasta desternillarse, todos menos Alicia, una niña que no conseguía sonreír por más que lo intentara, por que los payasos, y en este caso Payoté, le daban miedo.

Cuento el payaso

Seguir leyendo este cuento corto…

LA PACIENCIA DEL PAYASO JOB

Érase una vez, un payaso llamado Job, al que le gustaba tanto actuar en el circo, que no era capaz de soportar la espera de varias horas hasta que le tocaba actuar a él.

Hasta tal punto llegó la impaciencia de Job, que empezó a actuar antes de que abrieran las puertas del circo, por lo que, cuando llevaba ya un rato actuando, se daba cuenta de que no había nadie riéndose…. y empezaba a llorar.

Esta situación se repetía todos los días que había función de circo, y Job se deprimía tanto al ver el circo vacío, que una vez que se llenaba de público ya no era capaz de salir a actuar.

Cuento el payaso del circo del sol

La trapecista María se dio cuenta de lo que le pasaba a Job, y fue a hablar con él. “Job, tienes que ser más paciente, porque te necesitamos. Si tú no sales cuando te toca, nunca seremos un circo completo, y no vendrán a vernos nunca más…

Seguir leyendo este cuento corto…