LA ORQUESTA

Cuento Infantil para niños/as: Guillermo Suchetti

La noche estaba estrellada y tranquila. En el teatro mas importante de la ciudad se presentaría una orquesta muy especial, la señora rana tocaría el violín, el señor grillo cantaría y así otros animalitos tocarían otros instrumentos musicales. La señora luciérnaga con su luz iluminaría el espectáculo.

A la hora del concierto, faltó el señor grillo; se había enfermado de tanto cantar la noche anterior.

cuento-infantil-musica

Todos los niños espectadores se pusieron muy tristes. Seguir leyendo este cuento corto…

BUSCANDO EL AMOR VERDADERO

Cuento Corto para niños y niñas, creado por: Pili

Erase una ver un mago que vivía en una aldea muy muy lejana de la nuestra, el mago se llamaba Lucifer, era alto, delgado, su piel era extremadamente blanca y era muy inteligente.

El mago tenia 500 años, de los cuales 400 años vivió solo, sin amor ninguno, pues su madre falleció a muy temprana edad.

cuento-infantil-el-mago

Él estaba enamorado de una bella mujer, que vivía en la aldea de Galiciana, esa mujer se llamaba Pilar. Ella era embustera, creída e interesada, pero aún así él la amaba con todo su corazón. Seguir leyendo este cuento corto…

UN PAYASO EN APUROS

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez un payaso muy gracioso que vivía en la gran carpa del Circo Círculis. Un circo lleno de ilusión y alegría que Sonri, el payaso, lograba alegrar constantemente, con canciones, música, acrobacias de los malabaristas, y como no, sus propios números, en los que la risa salía por las lonas del circo y llegaba a todas las casas de los niños que no habían podido ir a verlo.

Un día muy lluvioso, Sonri apenas tenía público que le hiciese actuar con tanta ilusión como otras veces, y se le ocurrió cambiar la actuación y hacer que se convertía en un mono. De esa manera, se aseguraba las risas de los niños, y él no se cansaba tanto para los demás días de circo que no iba a llover.

Cuento el payaso del circo del sol

Cual fue su sorpresa cuando al ponerse unas orejas de cartón marrón y enormes en la cabeza, pincharse un rabo largo con una chincheta en la espalda, e imitar el sonido de los monos, ningún niño de los pocos que había, se rió. Seguir leyendo este cuento corto…

UN OSO EN UNA GRANJA

Cuento Corto para niños/as, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

La granja Animalia, era una granja especial. A parte de tener todos los animales típicos de una granja, como conejos, gallinas, vacas, cerdos, ovejas, burros y cabras, también tenía un oso.

- “¿Un oso?”,-  decían los niños que visitaban la granja cuando empezaba el buen tiempo.

Cuentos infantiles - El oso mentiroso

Se trataba de una granja escuela, donde cientos de niños al mes pasaban el día allí, y aprendían todas las cosas relacionadas con los animales de granja que los cuidadores de allí les explicaban. Seguir leyendo este cuento corto…

MARTES, EL MEJOR DIA PARA OLFATEAR

Cuento Infantil para niños; creado por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Margarita se despertó con una sensación de familiaridad en la nariz que le hizo volver a dormirse unos minutos y soñar con el momento que recordaba. Sus padres estaban preparando café y tostando pan en la cocina, y ese olor a Margarita le recordaba el momento en que nació su hermana pequeña, Teresa.
Se levantó muy contenta y con la nariz por delante fue directa a la cocina sin vestirse ni asearse, tenía que oler de cerca aquel manjar. Sus padres al verla con el pelo revuelto, en pijama y sin zapatillas se enfadaron con ella, porque se podía poner enferma, y que el resfriado le taponara la nariz y no pudiera oler nada.

Cuando la vieron con la nariz metida en el tostador y en la cafetera, comenzaron a reírse, sabían que para Margarita esos olores eran muy importante en su vida, y que le recordaban mucho a Teresa recién nacida.

cuento-infantil-nina-olfato

Ese día Margarita pudo experimentar una cadena de olores en su nariz y su cerebro, ya que a raíz de las tostadas y el café, vino el olor a bebé de su hermana, cuando regurgitaba un poco de leche de su mamá, y cuando se acercaba a olerle la ropita. Eran olores muy tiernos y la niña no se los quería perder. Seguir leyendo este cuento corto…