LA BAILARINA EGIPCIA KATE

Cuento Corto para niños y niñas, escrito por: Jennifer

Erase una vez una niña llamada Kate que vivía en Egipto y su sueño era ser bailarina para poder cumplir su sueño, Y la historia empieza así…

Erase una vez una bailarina egipcia que iba a un colegio en Egipto. Un día, en la comida les dijo a sus padres:

cuentos-infantiles-cortos-la-reina-de-las-hadas

– “Mamá, papá, me quiero ir a la universidad en Marruecos para poder cumplir mi sueño”. Seguir leyendo este cuento corto…

EL CIELO NO ES SIEMPRE AZUL

Cuento Infantil para niños, escrito por: Matias Olivares

Entró a su hogar apurado haciendo sus maletas.
– “¿Dónde vas?” – preguntó el niño.
– “¡A la casa de Lota, tu abuela!”
– “¿Volverás pronto?” – Preguntó de nuevo.
– “¡Muy pronto, pero muy pronto!” –Exclamó el dueño de casa.

Besó en la frente al menor de sus hijos, cerró la puerta de calle por fuera mientras el pequeño Matías observaba como su padre se alejaba con la ilusión de verlo pronto.

cuentos-infantiles-cortos-el-nino-y-la-madre

No descansó de mover su mano en señal de adiós, mirando como se movía el viento entre las hojas, el canto de gorriones entre los últimos alumbramientos de sol cubriendo el cielo rojizo, en una evidente señal de adiós. Seguir leyendo este cuento corto…

NAHUEL, EL INDIECITO

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Hugo Elangel

En tierras pampeanas, en un lugar de medanos y monte, en las cercanías del departamento Loventué (tierra que vuela), se alzaba una tribu de indígenas ranqueles. Entre ellos había un niño llamado Nahuel (tigre del monte) que se paseaba cantando por toda la toldería. Era el primero en despertar a todos con su entusiasmo y gracia; a última hora de la noche, su voz acunaba los sueños de todos en la tribu.

Muchas veces peregrinaba por los alredores de la toldería con sus incesantes saltitos. Era frecuente verlo cantando a la sombra de los árboles, dedicando versos a los pájaros y a los animales del llano que ansiosos y expectantes, no dejaban de escucharlo.

Cuentos-infantiles-el-nino-y-los-almendros

Una tardecita, cuando el sol se desplomaba en la silueta de la pampa, los loros balbuceaban las plegarias en la agónica tarde. La tribu fue atacada por la caballería del hombre blanco, desgarrando con sus armas y sus gritos, el silencio y la quietud del llano. Seguir leyendo este cuento corto…

EL ANILLO DEL GNOMO

Cuento Infantil para niños; escrito por: Victor Manuel Gutiérrez López

Había una vez un niño perteneciente a una familia muy pobre, que todos los días salía a recoger frutos en el bosque. Un día encontró a un gnomo que había sido capturado por un cuervo, usando su resortera, derribó al cuervo y liberó al gnomo.

En agradecimiento le dio una sortija mágica que al frotarlo, podía concederle tres deseos, pero le advirtió que el producto de cada deseo debía ser usado provechosamente, y luego desapareció.

cuento-infantil-gnomo

El niño regresó a su casa, pero al momento de entrar, se encontró al recaudador de impuestos, no había suficiente dinero porque la cosecha fue mala ese año, ante tal situación decidió usar el poder de anillo. Seguir leyendo este cuento corto…

EL PINCEL DE MARIANA

Cuento Infantil para niños y niñas; escrito por: Sarah Prieto

Érase una vez una niña que era muy muy feliz, se llamaba Mariana.  Ella y sus padres Susana y Andrés eran muy felices con su hija.

Llegó el gran día esperado por Mariana, su cumpleaños. Sus padres sabían que a Mariana le gustaba mucho pintar y por eso le regalaron un kit de pintura, pero la niña se fijó más en un pincel y las pinturas, ya que eran raras pero a la vez muy bonitas. Le dio las gracias a sus padres y se fue a su cuarto para empezar a pintar. La niña pintó un castillo con dos princesas muy juguetonas y en ese momento los papás de Mariana le llamaron para que fuera a comer.

Cuentos infantiles - Lucia la obediente

Mientras que Mariana comía el dibujo recobraba vida y cuando ella volvió, tocó su pintura y se introdujo en ese nuevo país que ella había dibujado. Se sorprendió tanto que creyó que era un sueño pero no en realidad su pincel era un pincel mágico y Juliana, la princesa dijo: Seguir leyendo este cuento corto…