Cuentos de Niños

Cuentos de Niños donde son los protagonistas de los cuentos. Disfruta con tus niños y lee cuentos de niños para enseñarles y educarles en valores humanos. Te lo pasaras genial contando cuentos de niños a los niños. Encontrarás cuentos de niños tímidos, cuentos de niños alegres, cuentos de niños trabajadores, cuentos de niños revoltosos, y muchos más cuentos con los niños como protagonistas.

Cuentos de Niños:

cuento-infantil-nina-tocando-piano

LA GRAN BAILARINA DEL PUEBLO

Cuento Corto Infantil para niños y niñas, escrito por: Nerina Princich

Había una vez una niña de nueve años llamada María. Vivía en un pueblito llamado los Sauces. A ella le gustaba bailar.

Cuando fue mayor y ya podía trabajar, decidió ser bailarina animadora de fiestas. Ella bailaba muy bien, pero en el pueblo los Sauces no había mucho trabajo, por lo tanto, la gente no tenía mucho dinero para pagarle en cada evento.

cuento-infantil-nina-tocando-piano

Al día siguiente ella decidió no cobrar nada por cada fiesta que animaba y bailaba, la gente estaba feliz y ella también porque hacía un bien a su pueblo. Sigue leyendo

cuentos-infantiles-cortos-pez

CUENTO EL PECECITO AZUL

Cuento Corto Infantil para niños, creado por: María Alejandra

Betina debía hacer los deberes todos los días. Ella se encontraba en su cuarto tomando el rico chocolate.

En la calle hacía mucho frío, ya llegaba su cumpleaños y pensaba sin cesar en el regalo que le haría su mamá. No podía concentrarse, solo pensaba en que le daría.

cuentos-infantiles-cortos-pez

Pasaban por la ventana los chicos abrigados, con gorros y bufandas, no daba ganas de jugar fuera. Su mamá, al pasar por un escaparate quedó encantada con un pez azul que nadaba y nadaba, movía su colita de aquí para allá, muy feliz. Sigue leyendo

Cuentos infantiles - La luna y el pajaro

LA LUCIERNAGA Y LA LUNA

Cuento Corto Infantil para niños, creado por: María Alejandra

Había una vez una luciérnaga que paseaba todas las noches por un castillo que se encontraba junto al mar. Cuando salía la luna se quedaba quietecita, junto a una ventana del palacio, mirando su interior, sus salas, sus jardines, todo lo bello que era.

Vivía en él una hermosa princesa, muy solitaria, que salía todas las noches a su balcón a mirar las estrellas.

Cuentos infantiles - La luna y el pajaro

Una noche, la luciérnaga vio como la princesita salía con lágrimas en los ojos, y entonces, muy despacito se le acercó y le dijo: Sigue leyendo

cuentos-infantiles-cortos-el-nino-y-la-madre

LA CUEVA MAGICA DE ANA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Ignacio Ortega Campos

Ana era una niña que quería ser mayor para poder leer sus propios cuentos. Pero como aún no sabía leer, su mamá Elvira, le contaba cuentos todas las noches al acostarse. Le gustaban tanto los cuentos, que no perdía ocasión cuando mamá, papá o los abuelitos se prestaban a abrirle su imaginación.

Por eso, la pequeña Luna soñaba con ser pronto mayor y aprender a leer porque, aunque le gustaban mucho los cuentos que los demás le contaban, ella prefería soñar sus propios cuentos y así aprender palabras con las que crear sus fantasías. Por eso su papá, Angel, decía a sus amigos que:

cuentos-infantiles-cortos-el-nino-y-la-madre

– “ A Luna le encanta hacer cuevas con mantas, debajo de una mesa o lo que sea y se pasa horas jugando. También se divierte jugando con su varita a ser hada del bosque. Así que, con una vieja caja de televisión, un aro, unas cortinas destinadas a la basura, unos cojines y unas mariposas de papel ya tiene su Cueva de las Hadas, un lugar para ella y sus sueños mágicos”. Sigue leyendo

cuentos-infantiles-cortos-el-gordo-hector

SAMY EL GLOTON

Cuento Infantil para niños, escrito por: Maria Alejandra

En un pueblo llamado Trulin vivía un niño, se llamaba Samy. Él jugaba con sus amiguitos a la pelota, salía en bicicleta, etc.

Cuando hacía mucho frío en Trulín nevaba, entonces sacaba su trineo, subían a su perro Bob y salía a pasear con él. Pero tenía un problema, Samy se había puesto muy glotón, comía chocolates sin parar y su pancita se hacía cada vez más y más grande.  Se dio cuenta que ya no podía correr tan rápido detrás de la pelota, y convertir coles. Pero él seguía comiendo dulces y chocolates.

cuentos-infantiles-cortos-el-gordo-hector

Quiso pasear en su bici, pero le costaba tanto pedalear que se quedó sentado y muy cansado en la vereda. Su tripita ya le pesaba mucho. Sigue leyendo