Cuentos de Esfuerzo

Cuentos infantiles con el esfuerzo como principal valor humano. Cuentos que ayudan a ver a los niños la importancia de esforzarse. Cuentos de esfuerzo infantiles con mucha imaginación. Te lo pasarás genial contando cuentos de esfuerzo a los niños. Cuentos de esfuerzo que estimularán el lado menos débil de los niños.

Cuentos de Esfuerzo:

Cuentos cortos - Dogui el perro tranquilizador

CAMILA Y SU AVENTURA CON DOKI

Cuento Corto Infantil para niños / niñas, creado por: Carolina

Había una vez una niña llamada Camila que tenía un sueño desde muy chiquita con su perrito Doki.

Cuando Camila cumplió los 18 años decidió luchar mucho para poder cumplir su sueño que era recorrer todo el mundo, pero con tantas dificultades que tenía casi no podía continuar. Una de esas dificultades fue que Doki se le perdió, una malvada señora se lo había robado.

Cuentos cortos - Dogui el perro tranquilizador

Un día Doki decidió hacer una trampa para escapar de la señora malvada.  Así que a la mañana siguiente la señora entró y cayo en la trampa y el perro se salió a buscar a su amiga quien estaba muy triste porque no encontraba a su amigo Doki. El perro buscó por todas partes y al fin se reencontraron.

Después de eso ella nunca dejó de perseguir su sueño hasta alcanzarlo. Y por fin fueron felices para siempre.

FIN

Moraleja del cuento: que nunca hay que dejar de perseguir los sueños

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

EL SEÑOR ZAFIRO

Cuento Corto para niñas y niños, escrito por: Yeison Andres Rincon Diaz

Había una vez un señor con un nombre muy bonito, se llamaba Zafiro. A Zafiro le gustaba vender papaya, zapotes, etc.

Él era un hombre honrado y trabajador, le gustaba ayudar mucho a las personas que lo necesitaran. Era investigador del núcleo de las células y los números de matemáticas.

Cuentos infantiles - Ander y la maquina del tiempo

Realizaba estas labores porque quería ser alguien en la vida. Realmente, lo que más le gustaba y tenía el gran sueño de ser escritor y lo consiguió gracias a su tesón, a su continuo trabajo duro, su esfuerzo y su afán de superación.

FIN

– Moraleja del cuento: Si quieres ser alguien en la vida o poner tu hulla en el mundo se como Zafiro: bondadoso, honrado y trabajador.

– Valores del cuento: Para ser alguien como Zafiro tienes que ser:Responsable, honesto, puntual y siempre trabajador.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

TOÑITO ZAPATOS ROTOS

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: Carlos Navarro Vásquez

– “Kiquiriki” – Cantaba el gallo muy temprano mientras Toñito miraba los animalitos que habían en el corral de doña Eusebia (mamá de Toñito).

El niño imaginaba como seria si el gallito fuera como el caballo, con unas hermosas patas de colores y el lomo del color del arco iris, sacando pecho, aleteando y moviendo su enorme cresta mientras el aire pasaba de lado a lado. Donde él iría sentado jalando como buen jinete las riendas del gallito.

cuentos-infantiles-cortos-gallo

Con solo 4 añitos Toñito apenas podía pronunciar su nombre diciendo Ñoñito. Sigue leyendo

CONOCIENDO LA COMPAÑIA

Cuento Infantil para niños, escrito por: Leonel Moreno

Era se una vez en un bosque un niño llamado Lir, el solía vivir solo en su pequeño hogar, en un hongo. Ahí se pasaba casi todo el día jugando el solo a lo que podía. Siempre se aburría ya que no tenía con quien jugar.

Un día por curiosidad salió y vio que niños como él jugaban juntos y les preguntó:

cuentos-infantiles-cortos-el-nino-y-la-madre

– “¿Que hacéis?”. Sigue leyendo

RAUL EL VENCEJO REAL

Cuento Infantil para niños, escrito por: Carlos Alberto Navarro

Hola soy Raúl no sé cómo, pero este es mi nombre y esta es mi historia.

Era un día muy frío y mis plumitas aún no me abrigaban, cada día era peor y mis padres decidieron partir vuelo a otro lugar más cálido.

cuento-infantil-ave

Después de 21 días, mi madre me dijo antes de partir, que ya era hora de volar y que yo podría volar sin cansarme y vivir en el aire por mucho tiempo, comería y dormiría en las nubes y que la comida me llegaría del cielo; y lo más importante fue que me dijo que algún día tendría mis propios hijos y les enseñaría lo mismo. Y que recordase que la que eligiera sería para siempre… nunca le entendí y así salimos del nido. Sigue leyendo