A LA LUZ DE LA VELA

Cuento Corto para niños y niñas; creado por: Isaac Pérez Vega

A Juan le costaba recordar la última vez que había hablado con su padre desde que le habían cambiado de trabajo.

Durante la semana, cuando su padre llegaba a casa, Juan ya estaba acostado y los fines de semana era raro que no tuviera que pasar también por la fábrica.
A pesar de los esfuerzos de su madre, padre e hijo apenas se hablaban, ya que cuando estaban juntos, uno se sentaba en el salón a ver la televisión y el otro se encerraba en la habitación con el ordenador.

cuento-infantil-el-abuelo-y-sus-nietos

Aquel domingo era de los pocos que su padre no trabajaba, así que la madre de Juan aprovechó la tarde para ir a visitar a una amiga. Seguir leyendo este cuento corto…

EL CIERVO CON NARIZ GIGANTE

Cuento Corto para niños y niñas, escrito por: Selena Laveglia

Hace mucho, pero mucho tiempo en un bosque muy lejano se acercó una fuerte tormenta, donde un pequeño ciervo perdió su hogar y a sus padres.

El ciervo se desorientó en el fondo del bosque, hasta que caminó y encontró una casa donde había una anciana, golpeó la puerta y la anciana preguntó:

cuentos-infantiles-ciervo

 

– “¿Quien es?” Seguir leyendo este cuento corto…

EL ZORRO GRUÑON

Cuento Corto Infantil para niños, escrito por: Hugo Elangel

En aquel atardecer la luna asomaba sus cuernos del naciente, de un blanco, brillante, intenso. Los pájaros habían acallado su canto mientras el viento pampero levemente paseaba por el monte. A la orilla del sendero, un zorro muy gruñón, rompía aquella apacible noche con sus gritos y correrías.

– “¿Que pasa señor zorro?” – Le dijo un pichecito asomándose desde su cueva. – “¿Por qué tan gruñón, hoy?”

cuento-infantil-el-zorro-gruñon

– “Es que me duele mucho la muela”, – dijo el zorro. – “Se me quedó atascado un huesito entre los dientes y no puedo sacarlo. Me duele mucho!”, – exclamaba. Seguir leyendo este cuento corto…

NAHUEL, EL INDIECITO

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Hugo Elangel

En tierras pampeanas, en un lugar de medanos y monte, en las cercanías del departamento Loventué (tierra que vuela), se alzaba una tribu de indígenas ranqueles. Entre ellos había un niño llamado Nahuel (tigre del monte) que se paseaba cantando por toda la toldería. Era el primero en despertar a todos con su entusiasmo y gracia; a última hora de la noche, su voz acunaba los sueños de todos en la tribu.

Muchas veces peregrinaba por los alredores de la toldería con sus incesantes saltitos. Era frecuente verlo cantando a la sombra de los árboles, dedicando versos a los pájaros y a los animales del llano que ansiosos y expectantes, no dejaban de escucharlo.

Cuentos-infantiles-el-nino-y-los-almendros

Una tardecita, cuando el sol se desplomaba en la silueta de la pampa, los loros balbuceaban las plegarias en la agónica tarde. La tribu fue atacada por la caballería del hombre blanco, desgarrando con sus armas y sus gritos, el silencio y la quietud del llano. Seguir leyendo este cuento corto…

LA MUJER SOLITARIA

Cuento Infantil para niños, creado por: Diego Alejandro

Había una mujer que era muy solitaria, sin compañía, no tenía alguien a su lado y se sentía triste.

Un día le rezó a Dios para que le permitiera conocer a una persona que la pudiera acompañar el resto de su vida.

Cuentos cortos - el juguete de sergio

 

Al día siguiente, se le acercó un niño huérfano hambriento y le pidió algo de comer, ella lo llevó a su casa y le ofreció un plato de comida y le dijo que siempre podía ir a su casa, que ella gustosa le calmaba el hambre.

Varios días el niño estuvo con ella y se fortaleció un vinculo de amor el uno por el otro, hasta que un día el niño le manifestó que le hubiera gustado que ella fuera su madre, a lo cual ella se puso muy feliz.

A partir de ese momento, ella inicio el proceso de adopción y los dos vivieron felices por siempre, cambiando la soledad y la tristeza por alegría.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.