TOD, EL LEON TRISTON

Había una vez, un pequeño leoncito que vivía en una preciosa selva llena de agua y de vida a su alrededor. Sin embargo, Tod, que así se llamaba el leoncito, era un león triste.

Cuando Tod era sólo una cría de león, un día caminando con su manada, se adentraron en una parte de la selva que todos los animales conocían como “La selva negra“. Casi sin darse cuenta, toda la manada de leones se habían puesto en peligro, pues en la selva negra habitaban unos seres peligrosos que se comían a todos los seres vivos que se cruzaran en su camino.

El papá de Tod, que era un león muy valiente dio un gran rugido para avisar a toda la manada que saliera corriendo de allí lo antes posible, pues esos extraños seres peligrosos, se estaban acercando muy rápido. Todos salieron corriendo y pudieron ponerse a salvo.

Cuentos infantiles - El leon y el viento

El pequeño Tod, también salió corriendo para ponerse a salvo, pero se había despistado y corrió en otra dirección distinta a la del resto de la manada…

Por eso, te decía que Tod estaba triste, pues se había perdido en medio de la selva y no encontraba a su familia. Durante varios días, Tod corrió y corrió buscando a su manada.

Hola Jirafa, ¿no habrás visto a una manada de leones por aquí?, preguntó Tod fatigado de tanto correr.

No, pequeño, no he visto a ningún león por aquí desde hace muchos días.

Tod, con mucha tristeza, pero sin perder la esperanza de encontrar a su familia, salió corriendo de nuevo en su búsqueda.

De repente, Tod se resbaló al saltar de un árbol a otro, y calló en una gran corriente de agua, que le arrastró a la orilla de un río.

Cuando Tod abrió los ojos y se despertó, vio una silueta de león delante de él… que le hizo asustarse al principio, pero según iba recuperando la vista, su corazón se llenó de paz y tranquilidad.

¡Mamá, papá, sois vosotros! ¡Qué alegría volver a veros, os he estado buscando!

¡Muy bien Tod! Eres un león muy muy valiente, tan valiente como tu padre. Nosotros también te hemos estado buscando.

Tod, el león tristón, por unos días, había recuperado la felicidad. Por fin, había encontrado a su familia, a la que tanto quería.

FIN

Moraleja: Ten cuidado y no te despistes de tu familia, ellos cuidaran de tí siempre.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Cuentos cortos para niños escritos por: www.cuentosinfantilescortos.net (es un seudónimo).

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí.

23 pensamientos en “TOD, EL LEON TRISTON

  1. Pingback: Animal Stories | TOD, THE SAD LION | Bedtime Story for Children

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dieciocho + 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>