EL PERRITO CALLEJERO

Una tarde de verano la señora Martha salió a pasear a su perrito Trino por el parque de la ciudad. El perrito Trino era un perro muy bien cuidado, su dueña siempre lo tenía limpio y perfumado.

Cuando estaban en el parque la señora Martha quitó la cadena de su querido perrito para que paseara con toda libertad, luego cuando vio que su perrito estaba sentado en las hierbas descansando de su pequeño paseo, se acercó y le tiró un filete. En ese momento llegó un perrito callejero con mucha hambre y olfateando el filete dijo:

¿Puedes compartir tu filete conmigo? La verdad es que tengo hambre.

El perrito Trino le miró a los ojos y subestimándole le dijo:

No comparto mi comida con perros callejeros como tú.

Luego el perrito Trino limpio y perfumado lo echó de su lado a ladridos.

El perrito callejero, sucio, cabizbajo, con hambre y con el rabo entre las piernas, se apartó de aquel perrito limpio y perfumado tristemente.

Horas después comenzó a llover fuertemente con truenos y relámpagos. El perrito callejero comenzó a correr buscando un lugar para protegerse del agua, y al ver un garaje, inmediatamente entró en él para refugiarse, pero de repente detrás de él escucha unos ladridos.

Cuando el perrito callejero miró para atrás, vio casualmente que quien le estaba echando a ladridos del garaje era el mismo perrito limpio y perfumado que no quiso compartir su filete con él, así que se marchó del garaje cabizbajo y con el rabo entre las piernas intentando buscar otro refugio.

Dos días después la señora Martha salió nuevamente a pasear a su perrito Trino por el parque y le quitó la cadena para que paseara libremente.

El perrito Trino caminaba y corría muy feliz alejándose cada vez más del parque. Dobló esquinas, cruzó calles, saltaba por encima de las hierbas hasta que en un momento se detuvo muy asustado preguntándose:

¿En dónde estoy? Creo que me he alejado demasiado del parque y ahora estoy perdido… No sé cómo llegar a casa.

El perrito Trino con el rabo entre las piernas comenzó a caminar muy preocupado y aullando.

Minutos después el perrito callejero caminaba por la otra acera de la calle, y alcanzando a ver al perrito Trino se detuvo porque sintió el instinto de que al perrito Trino le estaba pasando algo, así que cruzó la calle corriendo y se le acercó preguntándole:

¿Qué te pasa perro? ¿Por qué estas preocupado y con el rabo entre las piernas?

El perrito Trino le miró y le dijo:

– Mi nombre es Trino, estoy preocupado porque salí de paseo, me he despistado, y me alejado demasiado del parque, ahora estoy perdido y sin orientación. Nunca había caminado por estas calles. Estoy muy preocupado no sé cómo llegar a casa.

El perrito callejero le puso una pata en el hombro y consolándole le dijo:

_ ¡Tranquilo perro! Yo me sé el nombre de todas estas calles, suelo caminar por todos estos lugares. ¡Yo te ayudaré a ir a casa! ¡Confía en mí!

Pero es que no he sido amable contigo, ni te he ayudado cuando tú me has necesitado. No creo que me puedas hacer un bien, cuando yo no te lo he hecho a tí. – Dijo el perrito Trino sorprendido.

¿Sabes? en la vida debes aprender que ayudar a los demás nos hace ser mejores ciudadanos y nos hace ser más felices. – Le dijo perrito callejero amablemente.

¡Gracias! ¡Agradezco este gesto tan bonito de tu parte!- Dijo el perrito Trino muy preocupado

Los dos perritos recorrieron y cruzaron calles, doblaron esquinas hasta que por fin llegaron a la casa del perrito limpio y perfumado.

¡Por fin has vuelto a casa mi lindo perrito! – Dijo su dueña Martha felizmente mientras lo abrazaba y lo besaba.

El perrito callejero levantó una patita despidiéndose del perrito Trino y comenzó a caminar para marcharse a la calle nuevamente.

El perrito Trino comenzó a aullar muy triste porque su amigo se marchaba.

La señora Martha miró al perrito callejero y luego al perrito Trino y le dijo:

Ya entiendo… Quieres que adoptemos a ese lindo perrito callejero para que viva aquí con nosotros.

La señora Martha adoptó al perrito callejero y ambos fueron muy felices. El perrito Trino aprendió a compartir, a ser amable con los demás y a valorar la amistad.

FIN

Cuento infantil escrito por:  María Abreu

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

 Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí 

42 pensamientos en “EL PERRITO CALLEJERO

  1. Heidi Nova

    Me gustó el cuento porque a mi me gustan los perros y también el final porque ser bueno es ser muy feliz; y también ser bueno me hace muy feliz y hasta ya lo quiero leer otra vez y me hizo muy feliz.

    Responder
  2. xD

    muy bonito cuento, me gustó mucho porque a pesar de que él en algún momento el perrito trino no quiso dar un poco de su chuleta al perrito callejero, el perrito callejero nunca se negó a ayudarlo. Y este cuento también muestra la verdadera amistad sin nada a cambio.

    Responder
  3. jenyfer

    me gusto este cuento y nos deja una enzeñanza que no debemos ser hegoistos con los demás y además debemos compartir con los más necesitados…saludos. a y tambien quiero saber como se llama el autor.

    Responder
  4. MERY

    Excelente cuento. Podemos aprender que a veces en los momentos difíciles la persona que menos imaginamos o subestimamos esa nos puede ayudar.

    Responder
  5. JAVI PERRITO CALLEJERO

    Leyendo todos y cada uno de los comentarios, hay que resaltar que más de uno que se queja de las faltas de ortografía también los comete cuando ha escrito su comentario particular.
    Ánimo a la autora (tiene madera de escritora de cuentos infantiles) y a la página web que supervise también cada uno de los relatos que se publican aquí.
    Saludos.

    Responder
  6. Ignacio:

    Me parece muy bonito el cuento y a mis niños de primer grado le gustará también, ellos leen muy despacio y ésto siento que los ayudará a mejorar su lectura.

    Responder
  7. Astrid

    Esta súper padre si se siente feo tener un perrito o Perrita bien bañada y ver un perro o perra sucio y de la calle y apartarlo de nuestro perrito o perrita

    Responder
  8. Benito Solis Alvarado

    Me ha gustado mucho lo el cuento del perrito callejero.
    Porue creo que es mas importante la maxima y leccion que le da alos niños, que las tildes como falta de ortografia.

    Responder
    1. Nicole y Vicente

      Benito, entendemos todos que lo principal es la historia, las enseñanza y morlejas que nos da a entender en una linda historia de un perrito, pero dejame decir, que mi hijo esta leyendo la historia, y las faltas de ortografía, ya sean palabras, tildes o ausentación de palabras, hace que el niño piense que está bien así. Saludos… y GRAN CUENTO!

  9. YESENIA

    Me pone muy contenta de que existan este tipo de espacios de cuentos educativos para los niños, los felicito, ademas el cuento del perro le gusto mucho a mi hijo, le leeré mas seguido desde aquí.

    Responder
  10. Nicole y Vicente

    TRES COSAS

    1.- ¿ Sabes? en la vida debes aprender que ayudar a los demás nos hace ser mejores ciudadanos y nos hace ser más felices, le dijo perrito callejero (en esa parte falta el articulo, es decir, el perrito callejero)

    2.- ..La señora Martha miro al perrito callejero y al perrito Trino y le dijo: (es miró)
    ..Cruzo la calle corriendo y se le acercó preguntándole: (es cruzó) y así hay varias… revisar nuevamente, pasar a word y ahi saldrán las correcciones!! es mejor…

    3- Disfrutamos mucho la historia con mi hijo, que está aprendiendo a leer, sería importante que revisaran bien los textos antes de publicarlos. Felicidades al autor.

    Responder
  11. david ortiz

    Hola, me parece muy interesante tu cuento, eso no pasa nada más en los animales sino también en las personas que son egoistas y no les gusta compartir con el necesitado. Hay que recordar que no debemos juzgar a las personas por las apariencia. Saludos.

    Responder
  12. Michael

    “Luego el perrito Trino limpio y perfumado lo hechó de su lado a ladridos” ese lo “hecho” es sin h, que es del verbo echar no hacer :) ..difundiré vuestro blog que me parece muy interesante. Saludos.

    Responder
    1. admin Autor

      Cierto, muchas gracias Michael. Al final cuando recibimos los cuentos de nuestros lectores, tenemos que revisarlos, y hay veces que se nos pasan algunas faltas de ortografía… Esperamos que nuestra web de cuentos infantiles cortos para niños se de tu interés. Saludos

    1. admin Autor

      Gracias Michale por dejarnos tu comentario. Es cierto que se nos habían pasado alguna que otra tílde, pero ya se encuentra corregido. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × cinco =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>