EL FLAUTISTA DE HAMELIN

Érase una vez, un pueblo muy bonito llamado Hamelin. El pueblo estaba situado entre bonitas montañas, y tenía unos preciosos prados en los alrededores.

La historia de el flautista de Hamelin comenzó cuando, un día empezaron a llegar ratas de todos los lugares a vivir a Hamelin, ya que era un sitio idóneo, donde había comida en abundancia para las ratas.

cuentos cortos - el ratoncillo diminuto

9 pensamientos en “EL FLAUTISTA DE HAMELIN

  1. anonimous sape

    el que tenga la misma imagen anonimous que yo no va tener suerte por5 años pegen este comentario 5 veces en diferentes cuentos o sino seran maldecidas por anonimous sape : el bananero

    Responder
  2. anonimous sape

    locas soy el flautista denme el 1.000.000 euros o me llevo a todos los chiccos jjajajajajjajaj tatatatatatatatatatatata chau serpientes adios!

    Responder
  3. anonimaa

    permitanme recordarles que es para niños, no digo que hay que subestimarlos pero a los niños sobre todo les gusta tener lecturas entretenidas más que informativas
    todo tiene su tiempo …. ojo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>