NARANJITO Y EL NARANJO DE VALENCIA

Había una vez, una naranja llamada Naranjito que vivía en el naranjo más grande y bonito del campo. El campo donde vivía Naranjito se encontraba en Valencia, España, donde se cultivan las mejores naranjas del mundo.

Naranjito vivía muy feliz en aquel árbol, ya que tenía todo lo que necesitaba: luz del sol para crecer, agua con la que beber, y amiguitos naranjas con los que compartir momentos.

Desde hacía ya algún tiempo el clima no era el mismo… Su amiga, la lluvia, ya no pasaba con tanta frecuencia por aquel campo. Además, el sol parecía estar perezoso y no brillaba como lo había hecho hasta entonces.

Dibujos para colorear - naranjito y el naranjo de valencia

 

Un día Naranjito le preguntó al Naranjo: “¿Qué te pasa Naranjo?, ¿te encuentras bien? tus ramas están como desplomadas…“.

Estoy bien, pero me encuentro sin fuerzas, porque lleva muchos días sin llover y no puedo hacer bien la fotosíntesis, por lo que no tengo fuerzas en las ramas. Espero que llueva pronto“, contestó el Naranjo.

Entonces, Naranjito se quedó pensativo, pues aunque no llovía, él se sentía con fuerzas y estaba animado, y le preguntó a una vieja naranja que vivía a su lado: “¿Por qué el árbol se encuentra tan cansado y nosotras las naranjas estamos bien?“. La vieja naranja le respondió: “Naranjito, nosotras recibimos toda nuestra energía gracias al árbol, ya que es él, el que nos suministra el alimento para ser fuertes. Como lleva mucho tiempo sin llover, el árbol se está quedando sin vida poco a poco, porque las pocas energías que tiene nos las está dando a nosotras“.

Naranjito se quedó con la boca abierta al escuchar aquellas palabras, y se puso a pensar cómo podría ayudar al Naranjo…

Naranjito se puso en acción y empezó a gritar al árbol de al lado, al cual cuidaba un viejo campesino desde ya hace mucho tiempo. “Hola Naranjo de al lado!! ¿Me oyes?“. Y una voz grave contestó: “Hola Naranjito, sí te oigo. ¿Qué quieres?“.

Necesito tu ayuda. Nuestro árbol se está muriendo porque no tiene agua desde hace muchos días. Yo sé que tú eres un árbol bueno, y por eso te cuida el viejo campesino. ¿Habría alguna forma de que le pudieras ayudar?“, dijo Naranjito.

Al día siguiente, el árbol de al lado había adoptado una postura un tanto extraña, la mayor parte de sus fuertes ramas apuntaban al árbol de Naranjito… y ¿sabéis por qué?.

Como todos los días, el campesino fue a regar al árbol, y no podía creer lo que veían sus ojos. El campesino lo entendió al momento, pues al mirar al árbol de naranjito, supo que aquel árbol necesitaba agua.

Desde ese día, el campesino cogía su regadera, y les daba de beber a los dos árboles. Poco a poco, el árbol de Naranjito fue recuperando fuerzas y sus ramas volvieron a ser tan esbeltas y bonitas como lo eran antes.

El agua es fundamental para que exista la vida en el planeta. Eso fue lo que aprendió nuestro amigo Naranjito.

 

FIN

Accede a la tienda, para comprar nuestros productos exclusivos.

3 pensamientos en “NARANJITO Y EL NARANJO DE VALENCIA

  1. yirley alejandra arenas quirama

    me pareció muy bueno el cuento del naranjo y el niño es super, me ayudo en muchas cosas en la escuela

    !GRACIAS¡

    Responder
  2. Pingback: LA NARANJA Y EL NARANJO | Dibujos para colorear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ocho − siete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>