LOS HERMANOS Y LA PAELLA SALADA

Había una vez cuatro hermanos que se llamaban Pedro, Juana, Luis y María, que vivían con sus padres en una casa muy grande. Estos cuatro hermanos, eran muy felices y traviesos. Solían jugar todos juntos con María, la más pequeña, en el parque que había cerca de casa de sus padres.

Cuando los cuatro hermanos se hicieron mayores, se fueron a vivir cada uno a un lugar distinto, lo que para sus padres fue muy duro y al principio estaban muy tristes.

Sin embargo, los cuatro hermanos solían visitar muy a menudo a sus padres, sobretodo Juana, la hija mayor, pues vivía en un pueblo cercano. Los hermanos, acordaron que todas las semanas se reunirían todos para ir a visitar a sus padres y comer con ellos, para que así no estuvieran tristes.

Los padres de los cuatro hermanos, se sentían muy felices cuando sus hijos estaban allí, y se divertían mucho cuando veían a su hijo mayor, Pedro, y a María, la pequeña, competir para ver quién hacía la mejor paella.

 

Cuento corto - Los hermanos y la paella salada

Hoy, era un día de esos en los que los hermanos se reunían, y Pedro iba a hacer una paella para celebrar el día del padre. Cuando todos estaban ya sentados esperando a que se sirviera la paella, de repente, uno de los hijos de Luis, que había probado la paella sin que nadie se enterara dijo: “¡qué mala está la paella!“.

Pedro, al escuchar decir eso a su sobrino, que siempre solía tomar dos platos de paella, se quedó asombrado y le preguntó: “¿no está buena mi paella?“.

2 pensamientos en “LOS HERMANOS Y LA PAELLA SALADA

  1. Pingback: Funny Short Story | THE SALTY PAELLA | Family Stories for Children

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>