LA TORTILLA MAESTRA

Érase una vez, una tortilla de patatas que era profesora en un colegio muy especial. Y es que, en ese colegio especial, los alumnos de la tortilla maestra eran niños patatas y niños huevos.

La tortilla maestra se llamaba Cocidota, pero los niños la llamaban: “Profe tortilla, profe tortilla!“.

Un día, en clase de ciencias, Cocidota les explicó a los niños el significado de la palabra “freír”. Y tras la explicación, todos los niños y niñas patata, y los niños y niñas huevo, se quedaron callados y asustados…

La profesora se empezó a reír, y les dijo: “Tranquilos niños y niñas, las únicas patatas y los únicos huevos que se fríen son los que no vienen a la escuela. Vosotros, mientras estudiéis y vengáis a la escuela, no seréis fritos nunca“.

Los niños y niñas de la clase de la tortilla maestra se quedaron más tranquilos y estudiaron mucho, para nunca acabar fritos en una sartén.

FIN

Short story
Short story in English

Cuentos para niños escritos por: www.cuentosinfantilescortos.net

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí.

8 pensamientos en “LA TORTILLA MAESTRA

  1. Pingback: Short Stories for Kids | OMELETTE TEACHER | Free Bedtime Stories

  2. carmen

    Te faltó el aceite de oliva, si pretendían que fuera didáctico. A lo mismo tu intención fue… Que a la escuela deben volver..Una enseñanza..Aunque fue después del susto al quererlos freír en la sartén..
    Le falta..dulzura,calidez,imaginación.
    PERDÓN…por decir lo que siento

    Responder
  3. andi

    es estupendo me gusto mucho
    MUCHAS FELISIDADES

    mi sobrino no le gusta ir a la escuela pero de seguro va ir pero muy muy espantado
    s un buen trabajo los nunka lo oviden

    Responder
  4. laURA

    daniela que mala ortografia como que felizidades mejor escribe felicidades a y por sierto genial para que los niños entiendan y no sean rebeldes mi sobrino nunca quiere ir a la escuela y ahora siempre quiere ir pero bien asustado ja ja ja ja ja ja ja ja

    Responder
  5. Lolita

    Moraleja: Si tienes la suerte de poder asistir a la escuela no te freiran, pero si no tienes la suerte de poder ir a la escuela (niños del tercer mundo), te freiran. Quien no va a la escuela no sirve para nada y su vida no tiene sentido.

    Un cuento muy pedagógico!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>