LA LLAVE MAESTRA

Érase una vez un colegio de llaves, y en el que una maestra llave daba clase de matemáticas a muchas llavecitas de entre 5 y 9 años.

La señora maestra era muy respetada en el colegio. Era la única llave de todo el colegio que  tenía hendiduras de doble filo para abrir puertas de alta seguridad.

cuentos cortos-la llave maestra

Un día, las llavecitas estaban jugando con la puerta de clase y, de repente, atascaron la puerta y ya no podían salir. “Profe, profe!! Nos hemos quedado encerrados!!“, decían las llavecitas.

La llave maestra fue a la puerta, afiló sus bordes con esmero, hizo una mueca con la cara, y se introdujo en la cerradura.

Los niños, sorprendidos, pensaban, “pero si la profe sólo puede abrir puertas de seguridad!!, no va a conseguir abrir esta puerta“.

Cual fue su sorpresa, cuando vieron que la maestra llave abrió la puerta sin problemas, y dijo: “una llave maestra puede abrir la puerta que le plazca, porque para eso es maestra!“.

Y de ahí es de donde viene la expresión: “llave maestra“.

Y ahora a dormir!!

FIN

Accede a la tienda, para comprar nuestros productos exclusivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>