LA ARDILLA Y EL FUEGO DEL BOSQUE

Había una vez, una joven ardilla llamada Tic, que vivía en una casa de madera, en lo alto de un árbol en medio de un bosque.

El bosque en el que vivía la ardilla Tic, era un lugar precioso. Aquel bosque, estaba lleno de vegetación por todas partes, había árboles y arbustos de todos los tamaños. Todo ello, era posible gracias al río que atravesaba el bosque, y que llenaba de vida ese lugar, pues como bien sabía la ardilla Tic, el agua es vida.

 

Cuentos infantiles - La Ardilla y el fuego del bosque

Un día, cuando Tic se encontraba descansando en su casa del árbol, unos gritos que provenían del interior del bosque, la despertaron. Así que salió a curiosear…

Tic iba saltando de un árbol a otro, para darse más prisa y llegar antes al sitio de donde provenían esos gritos. Cuando la ardilla llegó, se encontró con un grupo de personas, que estaban haciendo fuego en el suelo para hacer una barbacoa.

La ardilla se asustó muchísimo, pues sabía que justamente hoy, que comenzaba el verano, no estaba permitido hacer fuego en el bosque, por el gran peligro que existía de provocar un incendio.

Así que sin perder un momento, se dirigió a la casa del guardabosques para intentar, de alguna forma, avisarle de que el bosque se encontraba en peligro.

Cuando Tic llegó a la caseta del guardabosques, que se encontraba durmiendo, se coló dentro de la caseta por un pequeño agujero que había en el suelo, y encendió la televisión para que viera por la cámara de seguridad, que un grupo de gente, estaba haciendo fuego en el bosque. Justo antes de salir de la caseta, la ardilla Tic le lanzó una tapa de un boli, y salió corriendo para conseguir despertar al guardabosques y que viera lo que estaba sucediendo.

De repente, el guardabosques se despertó y vio que la televisión estaba encendida, y que había gente haciendo un fuego en medio del bosque. Así que salió corriendo hacia su coche sin perder un segundo.

La ardilla Tic, que estaba vigilando desde fuera para ver si su plan había funcionado, también se montó en la parte trasera de la camioneta del guardabosques.

Por fin, el guardabosques llegó al lugar donde estaban esas personas haciendo fuego, y nada más bajarse del coche les dijo: “¿Pero que están haciendo?, ¿no saben que en verano no se puede hacer fuego en los bosques porque es muy peligroso?“.

Una de las personas que había allí, respondió: “No lo sabíamos. Pero, ¿por qué es peligroso hacer fuego en el verano?“, le preguntó al guardabosques.

– “Pues porque en verano, si nos dejamos el fuego mal apagado, las altas temperaturas y la falta de lluvia, pueden reavivar el fuego, y crear un incendio muy grave en el bosque.”, le respondió.

Así fue como la ardilla Tic, ayudó al bosque a prevenir que fuera quemado por un incendio. Además, el resto de personas, comprendieron que en verano es muy peligroso hacer fuego en los bosques, y que por tanto, deben irse a zonas que esten habilitadas para las barbacoas.

FIN

Recuerda que puedes recibir nuestros cuentos GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí.

Compartir por WhatsApp

Deja un Comentario en este cuento

6 comentarios
  1. Laura Fonseca

    gracias por los cuentos, se los leo a mis niños y les gustan mucho…

  2. Pingback: THE SQUIRREL AND THE FOREST FIRE

  3. Pingback: LA ARDILLA Y EL FUEGO DEL BOSQUE | Dibujos para colorear

  4. Pingback: Bitacoras.com

Siguiente CuentoEL LEON Y EL VIENTO