IRIS, LA NIÑA FUTBOLISTA

Había una vez, una niña llamada Iris a la que le gustaba mucho jugar al fútbol con los chicos de su clase. Desde siempre, Iris había sido una niña muy especial, pues no hacía las mismas cosas que el resto de sus amigas, como jugar a las muñecas, jugar a las princesas, pintarse las uñas, sino que Iris prefería irse a jugar al fútbol.

Los chicos de su clase estaban encantados con Iris, pues era mucho mejor que otros niños jugando al fútbol, así que siempre intentaban que Iris estuviese en su equipo. Todos los niños de su clase respetaban que Iris jugara al fútbol.

Pero de repente un día, las amigas de Iris le dieron de lado, pues no era como ellas. Cuando Iris se dio cuenta que sus amigas ya no querían jugar con ella, se sintió muy triste, pues no comprendía que porque a ella le gustase el fútbol, no podía ser su amiga.

Cuentos-cortos-Iris-la-nina-futbolista

 

Una mañana de camino al colegio, Iris se encontró con su amiga Carolina y decidió hablar con ella para que volvieran a ser amigas otra vez:

Hola Carolina, me gustaría preguntarte algo…“, le dijo Iris algo tímida.

Si“, le respondió.

¿Por qué no queréis que seamos amigas?¿Es porque me gusta ir a jugar al fútbol con los chicos de la clase?“, preguntó Iris.

Durante unos instantes, Carolina se quedó sin palabras, pero al final respondió: “Sí, es que pareces un chico Iris, todo el día jugando al fútbol con los niños, y sino, montando en bici …

Iris que era una niña muy madura para su edad le dijo a Carolina: “Pues Carolina, creo que no es un motivo para que no queráis ser mis amigas, porque si me voy a jugar con ellos, es porque a vosotras nunca os apetece hacer deporte, y a mí me gusta mucho. Creo que podemos ser amigas, porque aunque me vaya algunas veces con los chicos, vosotras sois mis amigas y también me gusta estar jugando con vosotras

Después de esa conversación, al cabo de unos días, Iris estaba jugando al fútbol en el colegio con los chicos, y de repente, oyó como una voz la estaba llamando: “Iris, ¿puedes venir un momento?”. Era Carolina la que le estaba llamando junto con el resto de amigas.

Iris fue sin pensárselo dos veces hacia donde estaban sus amigas…

Iris, hemos pensado todas las chicas que tienes razón, y que te guste jugar al fútbol, no significa que seas un chico. Además, nos has dicho que te gusta jugar y salir con nosotras…, y a nosotras también nos gusta salir contigo“, le dijo Carolina en representación de todas las niñas.

Así fue, como las amigas de Iris aprendieron que tienen que respetar a las personas por como son. Además aprendieron que el fútbol no es sólo un juego de niños, sino también de niñas.

FIN

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí 

Compartir por WhatsApp

Deja un Comentario en este cuento

9 comentarios
  1. Pingback: Children Short Stories | IRIS, THE FOOTBALLER GIRL | Bedtime Stories

  2. nicol dayan

    buen cuento enseña muchas cosas buenas

  3. mine

    Muy interesante yo tengo una amiga tambien es una futbolista, y respecto . la aprecio tanto a ella es una buena gente simpatica no me importa donde va a jugar, no me importa que hace con los chicos de futbol no me interesa solo me interesa es su sonrisa sentir feliz poder jugar con los chicos.

  4. Prof. Silvia Molina

    Es un lindo cuento no sexista. Se puede publicar con fines didácticos en un libro de texto?

  5. ..Mayra..

    me gusto mucho espero que lo hagan mas grande este magnifico cuento

  6. .:Violeta:.

    Creo qe porfin encontraron mi vida qe tengo casi siempre :P

  7. alberto

    todos pueden jugar futbol entiendo qe alagunos no les gusta el futbol como ami primo le gusta el fut ami tambien me gusta y ami is amigos no les gusta y nos enojan con migo y asi de ve de aser

Siguiente CuentoLINA Y LOS GARBANZOS