EL RATONCITO TRAVIESO

Nuevo Cuento Infantil para niños/as, creado por: Ruderico Díaz (Dedicado a mis hijos: Carmela, Rude y Roman)

Érase una vez una familia de muchos ratoncitos de muchos colores, los había negros, blancos, marrones, amarillos, rojos y hasta azules.

cuentos cortos - el ratoncillo diminuto

El papá y la mamá de este gran camada de ratoncitos, estaban muy orgullosos de sus hijitos, sobre todo por la gran diversidad de colores que al mezclarse entre sus juegos, producían un sin fin de colores adicionales como el verde, naranja, rosado, beige y gris, formando un prismacolor mágico que con solo mirarlo curaba cualquier mal y llenaba de felicidad a todo aquel que estuviera triste.

La fama de este mágico efecto se fue esparciendo por todos los confines del mundo, por lo que de todas partes llegaban aquellos que necesitaban curar sus males o recobrar su felicidad.

En un reino lejano, un pobre padre sufría por su hijo enfermo, que ya no queria seguir viviendo, lleno de tristeza y mucha confusion, ya que ninguna enfermedad fisica le aquejaba, solo había perdido a su amiga alegría en algun lugar y no la podía hallar.

El padre al oír hablar del efecto mágico que producía la mezcla de colores de los ratoncitos al jugar, se puso en marcha a buscarlos y tratar de convencerlos de ir a visitar a su pobre hijo enfermo de tristeza y asi poderlo salvar.

Una vez que el padre encontró a los ratoncitos se sento a contar sus penas y no pudo aguantar las ganas de llorar, ya que temia que su hijo enfermo de esta no se iba a salvar.

Los ratoncitos se pusieron a conferenciar sobre de que manera podrian ayudar, ya que ellos tan lejos no podian viajar y dejar a tanta gente que esperaba en cola para sanar.

Uno de ellos le dijo a su papá: -papi se me ocurre una idea muy peculiar, pero creo que puede resultar, si todos nos concentramos en jugar alrededor de nuestro hermanito mas travieso, ese que no se queda quieto en ningun lugar, estoy seguro que tomará todos los colores del lugar y se armará de un arcoiris sin igual.

Su padre, muy alegre invitó a todos sus hijitos a danzar alrededor del ratoncito travieso para poder concentrar todos los colores en un solo lugar, por lo que una gama de infinitos colores lo cubrío de un traje mágico, brillante y espectacular con el cual iba a viajar a ver ese niño enfermo y sanarlo con el regreso de su amiga felicidad.

Rápidamente el padre del niño enfermo y el ratoncito travieso emprendieron el camino de retorno al lejano reino en donde el niño ya se había quedado dormido y no quería despertar.

Al llegar su padre junto al ratoncito y enterarse de que su hijito no queria despertar, se puso muy triste y a llorar, dando por perdido su esfuerzo en ir buscar a un lugar tan lejano la cura de la que había escuchado hablar.

Entonces el ratoncito travieso extendío su espectacular traje de colores y se puso a danzar, mezclando los colores rápidamente, produciendo un prismacolor tan grande y bello que se salio de la habitación y se elevo al cielo llamando la atención de la felicidad que llego pronto y al ver el niño enfermo dormido lo cubrío con su manto de amor y bondad, acariciándole la frente y susurrando en su oído:

– Mi amor levantate ya, tu papi esta aquí y te quiere abrazar.

El niño abrió los ojos y sonrió, lanzándose a los brazos de su padre al cual beso y le dijo:

– Papi por fin desperté de un raro sueño en donde estaba muy triste porque no te veía, pero gracias a Dios ya te he encontrado y mi tristeza se ha ido y la felicidad ha retornado…Te Quiero!

En ese momento el padre comprendió, que la tristeza de su hijo se debió a que sus multiples obligaciones lo habian tenido tan ocupado que no había dedicado tiempo para jugar, abrazar y acariciar a su hijo todos los días al despertar, por lo que prometió nunca mas dejar pasar ni un día sin buscar un tiempo largo para con su hijo estar.

Fin

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

8 pensamientos en “EL RATONCITO TRAVIESO

  1. patricia

    ES UN CUENTO MARAVILLOSO. TODAS LAS NOCHES MI HIJO DUERME CON UN CUENTO LEÍDO DESDE ESTA PAGINA. Y HASTA AHORA FUE EL MAS CONMOVEDOR. GRACIAS

    Responder
  2. EUNICE DULCE MARIA

    sugiero de la manera mas atenta que pongan el autor del cuento ya que en las escuelas primarias les piden a los niños que escriban el autor del cuento.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>