cuentos cortos El cocodrilo cojo

UNA CAIMANA DESCORTES

Cuento Corto Infantil para niñas y niños, creado por: Ena Ramos CH.

El Rey Caimán tenía una hija, la cual era algo fea en apariencia. Tenía un diente negro, sus dedos traseros los tenía encimados uno arriba de otro y algo chuecos, y una trompa más larga que los de su especie, pero sus padres le decían.

– “¡Tú eres la más hermosa del pantano!”.

cuentos cortos El cocodrilo cojo

Así la caimana creció hasta ser una señorita, pero siempre creyendo que ningún caimán del pantano le merecía por ser tan hermosa.

Como era hija del rey ella no sabía hacer nada más que dormir. Como era presumida y grosera nunca tuvo amigas ni amigos. Sin embargo; el tiempo pasó, lo cual provocó arrugas en sus ojos y fue cuando ésta se preocupó de ver que no tenía ningún pretendiente, cuando algunas caimanas de su edad ya hasta hijitos tenían y otras estaban en espera de la boda.

Así que cada día que pasaba se volvía más descortés con los sirvientes al tirarles la comida, gritarles muy fuerte o tirarles las cosas en la cara, hasta que se quedó sin criados. Sus padres para calmar el enfado de su hija decidieron llamar a príncipes para que conocieran a su hija, pero los que llegaban decían:

– “¡Pero qué fea y vieja está!”.

Otros decían: – “¡No la soporto, es caprichosa y enojona!”.

Todos los caimanes salían corriendo por lo fea que era por dentro y por fuera.

Al final llegó un caimán de otro pantano, ocho años más joven que la princesa, que al enterarse que había una princesa desesperada por casarse decidió cortejarla. Pero para quedarse con la fortuna del rey.

El rey muy pronto hizo la boda más elegante, donde gastó sus ahorros, pero no le importó, ya que deseaba que su hija se casara para que su carácter cambiara.

Después la princesa se dio cuenta que el caimán no la quería, solo le importaba su dinero, así que le aventó unas ollas en la cabeza y éste la dejó llevándose las joyas de la princesa y se escapó con otra caimana más joven.

Todos los caimanes decían que por enojona y habladora se había quedado sola. Pero un día que la caimana se encontraba llorando en su ventana una paloma le preguntó:

– “¿Por qué lloras?”.

Esta le respondió: – “Que te importa”.

Así que la paloma le dijo: – “Por ser descortés nadie del pantano te quiere, pero si cambias tu carácter hasta las arrugas de tu cara desaparecerán, pero necesitas ser amable y sonreír más”.

Así que la caimana se quedó pensando:

– “¡Ser amable! ¿pero cómo le hago?”.

De pronto pasó una rana anciana, la cual le pidió moscas para comer y la caimana fue a la cocina para darle un frasco de moscas. La anciana le dio las gracias y la caimana sintió alegría en su corazón y después de esta experiencia decidió ayudar a todos los animales del pantano que necesitaban ayuda para sentirse feliz y hacer feliz a otros siendo generosa.

Sus padres le agradecieron a la paloma que la hizo cambiar de aptitud.

FIN

– Moraleja del cuento: Si eres una persona arrogante y descortés nunca tendrás amigos, solo ganaras enemigos, los cuales se alegrarán de tus fracasos. Pero si eres amable muchos te llamaran amigo.

– Valores del cuento: Amabilidad. Cortesía. Generosidad.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de una caimana hija de un rey, era desagradable y no tenía amigos. Se dio cuenta de sus errores y empezó a ayudar a los demás, así fue feliz

4.8
User Rating: 3.0 (2 votes)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

8 + 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>