UN MEJOR PLANETA PARA TODOS

Cuento Infantil para niños y niñas, creado por: Jose Alexander Vargas Bermudez

Un día, por la mañana, un pequeño cangrejo llamado Crespín, que vivía en un arrecife cerca de una playa, despertó y se sintió muy hambriento; así que decidió ir a buscar comida a un lugar cercano donde él normalmente iba a comer su desayuno. Cuando llegó se encontró con la mala sorpresa de que la comida que siempre encontraba ahí había desaparecido y la poca que quedaba tenía un sabor horrible, tenía un sabor como a basura. Muy triste regresó a su casa y le contó lo sucedido a una de sus amigas llamada Crystal, ella le comentó que le había pasado lo mismo y que ya había estado buscando alimento en otros lugares, pero que igual sabía a basura.

Ambos decidieron ir a explorar para ver si encontraban alimento cerca de la playa, al acercarse a la playa se fueron encontrando con una gran cantidad de basura y cuanto más avanzaban más basura encontraban y el agua estaba más y más sucia.

cuento-infantil-cuidar-el-medio-ambiente

Cristal y Crespín se empezaron a debilitar porque no habían comido nada, además el agua contaminada les estaba haciendo mucho daño. Crespín se sintió tan débil que cayó desmayado en medio de la basura, la corriente de agua empezó a arrastrarlo, Crystal hizo todo lo que pudo por evitar que el agua se lo llevara, pero la corriente era muy fuerte y Crystal estaba débil, así que no pudo evitar que Crespín se perdiera en medio del agua sucia.

Triste Crystal regresó al arrecife y le contó lo sucedido a sus amigos cangrejos y a los otros habitantes, los cuales se encontraban en las mismas condiciones que Crystal y Crespín, débiles, enfermos y preocupados porque no encontraban alimento.

Crespín que había sido arrastrado por la corriente fue llevado hasta la desembocadura de un río y calló dentro de un frasco que tenía una etiqueta que decía, mermelada energízante. Poco a poco la sustancia le fue dando energías al pequeño cangrejo, hasta que este pudo despertar. Al recobrar sus sentidos se sintió tan hambriento que comió todo lo que pudo de la extraña sustancia, y entonces se sintió súper fuerte.

Una vez recuperado el cangrejo se dio cuenta que lo que estaba afectando al arrecife era toda esa basura y agua sucia que llegaba por el río, y como se sentía tan fuerte decidió tratar de sacar toda la basura que podía, así que manos a la obra.

A pesar de ser sólo un pequeño cangrejo, gracias a la fuerza extraordinaria que le había dado aquella extraña sustancia, Crespín sacó una importante cantidad de basura que dejó cerca de la playa, luego decidió regresar al arrecife para contar a sus amigos y a los demás habitantes lo que había descubierto para así tener más ayuda y poder recoger todos los desechos que estaban dañando el arrecife.

Muy cerca de ahí había un pequeño hotel, y por la mañana el jardinero al ver la cantidad de basura que estaba acumulada se quedó muy extrañado y no entendía de donde había salido toda aquella basura, pero decidió recogerla y depositarla en un basurero para que el camión de la basura se la llevará.

Al llegar al arrecife todos los habitantes estaban muy enfermos y débiles, él les contó su descubrimiento, pero ninguno le creía que hubiese podido hacer lo que decía, pues ya el efecto de la mermelada se le estaba pasando y era otra vez un cangrejo común. Sólo Crystal le creyó y decidió acompañarlo para tratar de ayudarlo, lamentablemente cuando iban de camino el pobre de Crespín se empezó a sentir muy mal, pues el efecto del químico que había ingerido después de hacerlo sentir muy fuerte le robaba todas las energías. A pesar de eso Crystal le ayudó a llegar y encontraron nuevamente un frasco de la mermelada energizante. Crespín tomó solo un poco y se sintió mejor, había caído la noche, por lo que buscaron refugio para descansar hasta el amanecer.

Con los primeros rayos de sol Crespín despertó y Crystal que estaba muy cerca de él también. Se pusieron a buscar un poco de mermelada con la intención de comer, hacerse más fuertes y tratar de sacar la basura, muy pronto encontraron un frasco lleno de mermelada, así que comieron un poco y empezaron a sacar todo tipo de basura del agua y a dejarla cerca de la playa.

A pesar del esfuerzo eran solo dos cangrejos y por más que se esforzaban la basura era mucha, y además cuando el efecto de la mermelada se pasaba empezaban a sentirse muy mal, por eso Crystal tuvo la idea de en lugar de trabajar ellos solos, llevaran un frasco de energizante al arrecife para mostrarle a los habitantes lo que podía hacer. Así que comieron un poco de mermelada, tomaron un frasco y se pusieron en marcha hacia el arrecife.

Mientras tanto nuevamente el jardinero vio una gran cantidad de basura en la orilla de la playa, no sabía de donde salían tantos desechos, pero los recogió antes que la marea subiera y la llevara nuevamente al mar.

Cuando llegaron al arrecife los habitantes se sentían muy mal, y muchos estaban a punto de fallecer por falta de comida. Tan rápido como pudieron les dieron una pequeña cantidad de mermelada a cada uno, lo que los hizo sentir con energía. Esta vez todos decidieron acompañar a Crystal y Crespín para limpiar el mar.

Al llegar decidieron buscar más frascos de mermelada, explorando en las zonas cercanas, una pequeña tortuga que había nadado río arriba vio como un camión botaba gran cantidad de frascos de mermelada. Estos habían sido sacados de los supermercados, era un producto dañino para la salud de los humanos y estos irresponsables estaban ehcándolo al río. La tortuga regresó a la playa muy feliz, pues ya había encontrado mermelada suficiente para todos y así poder sacar toda la basura.

Un pulpo subió río arriba junto a la tortuga, minutos después regresaron y trajeron suficiente mermelada para mantenerse trabajando toda la noche.

Cuando el jardinero del hotel hizo el recorrido por la mañana se encontró con una montaña de basura en la playa, tanto así que llamó al propietario del hotel para que viera lo que pasaba, el propietario del Hotel llamó a la municipalidad y enviaron diez camiones, un cargador y muchos trabajadores para recoger aquella gran cantidad de desechos, inclusive muchos sacaron fotos de la montaña de basura y las compartieron por Facebook y whatsapp. El jardinero, los huéspedes y empleados estaban intrigados porque no encontraban explicación a lo sucedido.

Mientras tanto en el fondo del mar, Crespín había enfermado, se sentía muy débil y entre más mermelada le daban peor se ponía, Crystal pronto comprendió que lo que tenía a Crespín tan enfermo era la mermelada, así que decidió no darle más. Crystal pasó toda la noche junto a Crespín.

Al amanecer, a pesar de que Crespín no se sentía muy bien, quiso levantarse y seguir con la labor. pero Crystal le explicó que era mejor que no comieran más mermelada porque eso lo había enfermado, durante todo ese día no sacaron más basura, porque todos estaban enfermos, después de que se les había pasado el efecto de la mermelada.

Al día siguiente hicieron una reunión y decidieron seguir trabajando pero sin comer mermelada. Fue así como poco a poco y con trabajo en equipo empezaron a sacar la basura y colocarla cerca de la playa, unos la recogían del fondo y la llevaban cerca de la playa donde los animales que podían salir del agua la llevaban con mucho esfuerzo hasta la playa.

Cuando el jardinero salió a hacer la ronda matutina por la playa iba con la expectativa de que cantidad de basura se iba a encontrar, pero esta vez fue muy poca la basura que encontró, fue a buscar una bolsa para empacarla y cuando se acercó vio como un zapato viejo se arrastraba por la playa en dirección al pequeño cumulo de basura, parecía que la basura se estaba saliendo sola del mar. Corrió asustado a llamar a sus compañeros para que vieran lo que pasaba y algunos turistas fueron a ver el extraño fenómeno.

Uno de los turistas se acercó al zapato, lo levantó lentamente, un poco temeroso, encontrando debajo de este dos pequeños cangrejos que eran los que llevaban el zapato hacia la basura, eran Crystal y Crespín. Después vieron como una gran tortuga marina salía del mar con una llanta en su caparazón, pero las olas no la dejaban avanzar, entonces el jardinero entró al mar, cogió la llanta y la colocó junto a la basura que ya habían sacado los habitantes del arrecife, por fin comprendieron de donde salía tanta basura.

La noticia recorrió el mundo y pronto llegaron muchos científicos y ecologistas, rápidamente organizaron un plan de limpieza, trajeron equipo especial y el pequeño hotel sirvió como base para que los humanos ayudaran a limpiar el mar y todos los alrededores de la playa, inclusive la municipalidad se aseguró de que las aguas que llegaban al río no fueran aguas contaminadas, y cerró la empresa que enviaba a tirar los frascos de mermelada al río, y pusieron fuertes multas a otras que tiraban agua contaminada al río.

En pocos días recogieron toda la basura y el arrecife empezó a recobrar vida y color, nunca antes había existido un arrecife tan limpio y colorido, los habitantes eran felices y estaban muy saludables, la comida era abundante y deliciosa. Mientras que en la playa el pequeño hotel no daba abasto con los turistas que venían de todas partes del mundo a nadar, tomar el sol en la playa, hacer cayak en el río y en especial a bucear en el arrecife, para disfrutar de los hermosos colores y cantidad de animales y especies diferentes que hoy pueden vivir en él.

Crystal y Crespín se habían enamorado y ya tenían una hermosa familia, a los que les enseñaban que el lugar más limpio no es el que más se limpia, si no el que menos se ensucia.
Y junto a Crystal y Crespín este cuento llego a su fin.

FIN

– Moraleja del cuento: Este cuento nos enseña que nosotros los humanos hacemos daño al planeta y a a todos sus habitantes, inclusive a nosotros mismos. Si todos trabajamos juntos podemos hacer que el planeta sea mejor para los animales y obtener mejores ingresos económicos.

– Valores del cuento: Amistad, trabajo en equipo, sentido ambiental.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

6 pensamientos en “UN MEJOR PLANETA PARA TODOS

    1. Lizy

      Es muy bello además que la temática es importantísima. Lo quería utilizar para trabajar la lectura y concientización en 5°grado de Educ. especial, pero me pareció un poco largo. Muchas gracias! Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>