TEETH, EL VAMPIRO DESDENTADO

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Teeth tenía la mejor dentadura de su familia, con unos grandes colmillos a cada lado de la boca, blancos y brillantes, que se cepillaba tres veces al día con pasta especial para colmillos. El vampiro benjamín de la familia Dráculez, estaba muy orgulloso de su dentadura, y de los cuidados que le daba.

Desde hacía muchos años, cuando su bisabuelo el Conde Drácula Dráculez abandonó este mundo por haber mordido una granada en mal estado, Teeth y su familia dejaron de lado la costumbre de morder todo aquello que fuera de color rojo, así que no comían granadas, sandía, tomates, cerezas, arándanos ni fresas.

cuento-infantil-vampiro-halloween

Seguían siendo felices sin el color rojo en su vida, aunque a veces tenían alguna recaída, y tenían que ver fotos de esos alimentos en mal estado para asegurarse de que lo que estaban haciendo estaba bien.

 

El día de Halloween lo celebraban a lo grande, y sólo ese día se dedicaban a morder cosas naranjas, un color parecido al rojo pero que no les traía malos recuerdos. Teeth estaba arreglándose para la gran fiesta, y quiso darse un homenaje mordiendo una calabaza muy naranja.

De repente, Teeth sintió un dolor muy fuerte en toda su boca, y los colmillos blancos y brillantes se le cayeron al suelo. La calabaza estaba muy naranja, pero no estaba en su punto de madurez, así que Teeth, por no comprobar la dureza de la calabaza, se quedó completamente desdentado.

Fue una auténtica mala noticia para su familia, aunque no tuvo el mismo final que su bisabuelo, lo que le pasó a Teeth, también marcó un antes y un después en la familia Dráculez.

Todos los Dráculez se quitaron los colmillos de la misma manera que Teeth, mordiendo algo duro y naranja. Teeth se sintió muy triste por perder su magnífica dentadura, y estuvo varios días sin salir de su escondite secreto.

Cuando se le pasó ese malestar que le consumía, fue a ver a sus padres al panteón donde vivían. Al ver a sus padres también desdentados se sintió algo mejor, aunque aún se sentía con la necesidad de hacer algo para compensar el prestigio de su familia.

¡El vampiro desdentado tuvo una gran idea!. Fue al supermercado y compró todas las fresas, cerezas y alimentos rojos que encontró, se fue de nuevo a su escondite secreto y preparó una sopa roja, que al probarla, casi se cae de lo rica que estaba.

Cuando la cantidad de sopa fue suficiente para que todos los miembros de su familia la probaran, fue al panteón y allí estaban todos, cabizbajos y tristes porque no podían morder absolutamente nada sin colmillos. Teeth les dio a probar su riquísima sopa, y de repente:

– “Teeth, ¿qué es esto?, está muy bueno este caldo, ¡y es rojo!”, – dijo su madre.

“¡Has incumplido el código Dráculez, algo rojo y sin morder!”, – dijo su padre.

Sus hermanos no decían nada porque estaban muy ocupados apurando el recipiente donde Teeth había preparado su pócima secreta.
De pronto comenzaron a notar una sensación rara en sus bocas, ¡los colmillos les estaban creciendo de nuevo!. Fue entonces cuando Teeth abrió su boca, y todos vieron que volvía a tener dientes, y esta vez eran más perfectos y bonitos que antes de la calabaza dura.

La familia de Teeth volvió a sonreír, y se dieron cuenta que había sido gracias a él. Teeth les contó a todos el secreto de su pócima, la cual estaba hecha con todo tipo de frutos rojos y alimentos rojos con muchas vitaminas, las cuales hacían crecer los huesos y los dientes muy rápido, y muy fortalecidos.

Así fue como Teeth volvió a ser el vampiro más orgulloso con su dentadura, y como todos juntos aprendieron a superar comentarios negativos, y leyendas sin comprobar, que durante tantos años les habían privado de salud y buen humor.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

13 pensamientos en “TEETH, EL VAMPIRO DESDENTADO

  1. Pablo el más pro :D

    Esto estuvo muy padre. Me ayudó a pasar el tiempo de forma agradable, y además para cumplir mi tarea. Tengo 10000 años. No no no, como creen. Tengo 10 años. Está bonita la historia de dráculez 😀

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Hola Pablo, nos alegramos mucho de que te haya gustado este cuento. Te invitamos a que sigas leyendo más de los que tenemos publicados en esta página web, seguro que te encantarán!!

  2. Nosferatu

    Puedo confirmar que todo lo que dice este cuento es cierto, los vampiros existimos y mordemos cosas rojas. Muy conmovedora la historia de los Dráculez.

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Hola!! Los cuentos que publicamos en nuestra página web son todos infantiles, para ayudar a los más pequeños a que aprendan valores humanos de una forma divertida, como es la lectura.

  3. linda lizeth gomes

    me encantó este cuento, está muy bueno. Tengo 15 años de edad pero me ayudó a sacar una nota muy buena en español, pero lo mejor fue que este es uno de los mejores cuentos que he leido

    Responder
    1. kiaracamargo

      Hola, me llamo Kiara, tengo 10 años. Este cuento me pareció interesante, espero que a ustedes también les guste, pero lo leí porque tengo un trabajo de español, porque en el primer periodo perdí español y me tocó recuperar, pero saben cual fue lo peor que me dejaron 10 putos y hasta ahora voy en el 6 punto. Gracias por escucharme, espero que les guste este cuento, léanlo no es malo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecisiete − Ocho =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>