PUZZETE, EL PUZZLE INCOMPLETO

Cuento Infantil para niños, escrito por: Ulica Tizaber

Puzzete era un puzzle muy antiguo que vivía en una tienda de juguetes de un pueblo muy pequeño en Menorca. La imagen que Puzzete reflejaba era un puente sobre un río en tonos grisáceos, blancos y negros, que hacían de la estampa un paisaje muy bonito y diferente.

Se sentía muy orgulloso de ser un puzzle viejete y seguir mostrando vitalidad y fuerza.

cuento-infantil-el-puzzle-incompleto

Desde que entró en la tienda de juguetes había visto pasar a compañeros suyos de profesión con distintas modalidades, puzzles nuevos con colores vivos y la imagen de un payaso casi a tamaño natural, puzzles de volumen con la forma del globo terráqueo, puzzles de muñecos actuales infantiles, de todo, y lo que él seguía preguntándose, era por qué siendo tan precioso y diferente a los demás, aún seguía en la tienda después de tantos años.

El dependiente de la juguetería era un señor mayor, experto en puzzles, que siempre que alguien entraba en su tienda se dedicaba a analizarlo, para comprobar qué tipo de puzzle era el que le iba a gustar más. Era una tarea que hacía muy bien, aunque Puzzete estaba algo enfadado con el dueño de la tienda, porque nunca lo proponía a él para ser vendido.

Puzzete empezó a pensar mal del dueño de la juguetería, quería saber por que no era bienvenido en el escaparate ni en el mostrador de la tienda, hasta que llegó alguien preguntando por los puzzles más antiguos que tuviera y Puzzete se vio en las manos del comprador sin saber muy bien qué hacer.

De repente, Puzzete tuvo la sensación de volver a ser querido por alguien y se alegró mucho de lo ocurrido, pero cual fue su sorpresa cuando después de un rato inspeccionando el puzzle, el señor que quería comprar a Puzzete, dijo:

– “Este puzzle no se puede terminar, está incompleto”.

A nuestro amigo el puzzle le faltaba una pieza. Puzzete se puso muy triste, y comenzó a divagar sobre en qué momento perdió esa valiosa pieza. Cuando se percató de que nunca la había tenido, volvió a confiar en sí mismo y comprendió que muchas veces las personas y los puzzles se dejan llevar por la mayoría para no quedarse solos y no se dan cuenta de que siendo distintos también se tiene valor, y se lucha por una sociedad más justa.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

18 − dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>