PAULA, LA NIÑA MAGICA

Cuento Corto para niños/as, creado por: Ulica Tizaber

Paula era una niña muy inquieta, tenía siete años y siempre estaba corriendo para ir a cualquier sitio, apenas se estaba quieta ni unos segundos, aún estando sentada no paraba de mover las piernas arriba y abajo, parecía impaciente por todo.

Cuentos infantiles - Lucia la obediente

Sus padres estaban un poco asustados por esa actitud, ya que habían oído que compañeros de clase de Paula habían tenido que ser medicados por tener síntomas parecidos a los suyos.

Los padres la llevaron al médico para descartar cualquier trastorno grave, y así fue, después de muchas pruebas y visitas a diferentes especialistas, el diagnóstico de Paula era el siguiente:

“Niña de siete años, siempre activa, no para de mover las piernas si está sentada. Sometida a pruebas de control físico y psicológico, se descartan afecciones graves. Valorar en tres años si el problema continúa”.

La familia volvió contenta a casa después de la última visita al hospital, y Paula seguía igual de activada. Así pasaron los días, las semanas, los meses y los años; hasta que un día, el día que cumplía diez años, Paula comenzó a tener una actitud diferente, ya no corría tanto, ni movía las piernas todo el rato, ahora se quedaba quieta sin moverse. Sus padres, buscaron en la carpeta de médicos de Paula, el diagnóstico de hacía tres años, para confirmar que todo iba a ir bien, y fue lo que comprobaron, así que se desentendieron del asunto.

A la mañana siguiente, la profesora de Paula llamó a los padres desde el colegio. A Paula le estaban pasando cosas extrañas, ella se encontraba bien, pero las lámparas se apagaban cuando pasaba, los folios volaban si ella se reía fuerte, las mesas se arrastraban solas cuando ella bajaba al patio. Paula era mágica, y su magia consistía en que todas las cosas querían estar cerca suyo. Por eso antes siempre corría y se movía hacia todas las direcciones, porque las cosas querían andar como ella, y si ella se paraba, las cosas no se movían.

La magia de Paula se fue comentando por el colegio y por su urbanización. En su entorno todos sabían que era mágica y así fue como Paula se hizo popular por su tranquilidad y la paciencia que tenía. Sus amigos aprendieron esas cualidades y llegaron a sentirse más felices, porque Paula les había enseñado a ser pacientes y tolerantes con las cosas y con las personas.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Valores del cuento: Tolerancia. Paciencia. Amistad. Respeto.

7 pensamientos en “PAULA, LA NIÑA MAGICA

    1. mariana castro pinilla

      Paula la niña mágica es un cuento que al ser leído desde el comienzo se muestra enigmático; esto es que una no sabe que va a pasar con esta niñita que en términos médicos es hiperquinética seguramente, pero la escritora soslaya hábilmente lo evidente y traslada la historia hacia una situación contingente de ella, vale decir en el colegio y así los valores salen a relucir con luz propia. Felicitaciones Yazna.

  1. noelia guin

    está bien bonito este cuento, quien lo haya visto por favor leerlo todo porque está bien bonito este cuento de LAURA, quien sea así tenga paciencia ok? porque se puede volver loco o loca ok…. dale un me gusta a este comentario

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece + uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>