MIGUELITO, EL NIÑO GOLOSO

Cuento Infantil para niños, creado por: Delsy Janet QUispe Goto.

Había una vez, en un pequeño pueblo llamado Victoria, donde vivía una pequeña familia de cinco personas, el papá Roberto, la mamá Susana, el hermano mayor llamado Miguelito de siete años, su hermana Susi de cuatro y el pequeño Marco de un año.

cuentos-infantiles-cortos-tarta-cumpleanos

Un día muy temprano como todos los días se levantaron los papás y se pusieron a planear una pequeña fiesta sorpresa para Susi, que sería al siguiente día, la mamá Susana dijo:

– Voy a preparar un hermoso pastel rosa para que mi pequeña Susi pueda compartir con sus amiguitos, pero será una sorpresa, no digas nada a los niños. – Le dijo a su esposo.

Pero Miguelito estaba escondido escuchando el plan de mamá. Cuando papá se fue a trabajar Miguelito le preguntó a su mamá muy asombrado.

– ¿Mamá es verdad que vamos a tener una fiesta mañana?

– Es una sorpresa para Susi. – Le dijo su mamá.

Y le pidió que no le dijera nada a la pequeña para que sea una hermosa sorpresa, él le prometió a su mamá que no lo haría.

Al pasar el día mamá invitó a sus amiguitos de la escuela y espero que los niños se durmieran para preparar el pastel, lo decoró muy lindo, de color rosa, que era el color favorito de Susi.

Cuando ella terminó de decorar el pastel se fue a dormir muy cansada y Miguelito despertó curioso por el pastel, fue a la cocina y quedó tan sorprendido que dijo:

– ¡Oh! Es un hermoso pastel, se ve muy delicioso.

El miró a ambos lados y no había nadie, pensó que podría probarlo para saber que tal estaba, así que introdujo unos de sus deditos al pastel y se lo llevó a la boca.

– Uhmmn … Que rico esta! Bueno, si como solo un poquito por aquí mamá no se dará cuenta.

Y empezó a comer, era demasiado tarde y todos dormían, el comía. Cuando se dio cuenta ya había amanecido, el pastel estaba destrozado, él con un dolor de barriga muy fuerte sin poder caminar, lloraba por lo que había hecho.

Susi se levantó muy contenta porque por fin había llegado el día de su cumpleaños corriendo fue al dormitorio de su mamá, y su mamá la abrazó muy fuerte y le dijo:

– ¡Feliz Cumpleaños mi amor!
– Gracias mamá! – Dijo Susi.

– Sabes, tengo una sorpresa para ti.

Y Susi se puso muy feliz.

– Ven conmigo, vamos a la cocina, te voy a mostrar algo.

Y las dos fueron, se encontraron a Miguel llorando del dolor de barriga y el pastel de Susi destrozado, la mamá le preguntó que porque había hecho eso, que no estaba bien y él lloraba y le pedía a su mamá que lo perdonara. Susi se había puesto muy triste y la mamá estaba muy enfadada.

Su mamá le dio un remedio a Miguelito para el dolor de barriga y lo castigó, no podía salir al parque por un mes. Miguelito le pidió a su hermanita que lo perdonara por haberle arruinado su fiesta sorpresa.

Susi le dijo  que no se preocupara, que ya no importaba, pero estaba muy triste.
Cuando despertó papa observó lo que había pasado y vio muy triste a Susi, le dijo que no se preocupara y se fue… al regreso papá trajo un enorme pastel rosa.

Sus amigos llegaron a la casa y tuvieron una hermosa fiesta. Susi se puso muy alegre, Miguelito no pudo bajar a la fiesta porque aún le dolía su barriga de todo lo que había comido, y todos lo pasaron muy lindo.

Susi tuvo muchos regalos y Miguelito aprendió su lección, tuvo su castigo por goloso y desobediente.

FIN

– Moraleja del cuento: Nuestros malos actos pueden tener consecuencias muy graves.

– Valores del cuento: El amor, el perdón, la amistad y sobre todo el respeto.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro + dieciseis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>