MIERCOLES, EL MEJOR DIA PARA PROBAR

Cuento Infantil para niños/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Hoy Margarita se había levantado con mucha hambre. La noche anterior no había cenado demasiado, ya que estaba muy cansada y lo único que quería era dormir, así que el desayuno del día sería copioso.

Una vez hubo desayunado, se fue con su hermana al colegio, mientras Teresa no paraba de describir todos los sabores del desayuno. Teresa le decía a su hermana, que la tostada sabía un poco a quemada, porque se les olvidó poner el temporizador del tostador. También le dijo que la leche con azúcar le supo a gloria, y que la pera que se comieron a trocitos estaba muy dulce riquísima.

cuentos-infantiles-cortos-desayuno

Margarita se quedó alucinada, ella no había saboreado nada de lo que había desayunado, y se lo achacó al hambre que tenía de la noche anterior, de hecho después de desayunar seguía con hambre.

A lo largo de la mañana estuvo algo preocupada, porque eso de comer sin saber a qué saben las cosas era de persona ansiosa, y ella no lo era.
En el comedor, Margarita pensó que probaría cada alimento centrándose en su sabor, y así lo hizo:

– “De primero, lentejas con verduras”, – dijeron por megafonía.
– “Me encantan, y voy a disfrutar de ellas”, – dijo Margarita.

Se tomó las lentejas lentamente, saboreando cada una de ellas con la mezcla de verduras, y educando a su paladar a tan rica comida.

– “De segundo, boquerones fritos con ensalada”, –  de nuevo anunciaron por megafonía.
– “¡Cada plato supera al anterior, cómo estoy disfrutando!”, – exclamó Margarita.

El segundo plato lo saboreó igual o más que el primero. Parecían ser los mejores boquerones de su vida, a juzgar por la cara que ponía en cada mordisco que daba al pescado. Se deleitaba con la ensalada, cerrando los ojos y distinguiendo el sabor por separado del aceite y el vinagre.

– “El postre es sorpresa, comeréis algo que está camuflado, y tendréis que adivinar lo que es”, – dijeron por los altavoces desde la cocina del comedor.

Margarita se enfrentó al postre como un reto, además si lo adivinaba ya no sólo sería un orgullo para su paladar, sino también le darían la receta para que lo hicieran en casa, y jugasen a lo mismo con su familia.

Margarita empezó con su postre:
– “Tiene huevo, harina, yogur de limón, naranja rallada, aceite, azúcar y chocolate, y unas nueces que adornan la parte superior. Es bizcocho de naranja y chocolate”, – iba pensando pausadamente Margarita.

Cuando estuvo segura del sabor, levantó la mano, y al decir los ingredientes correctos y el postre que era, todo el comedor la aplaudió y la nombró “el mejor paladar del mes”, le dieron la receta y esa misma tarde elaboró el bizcocho para deleite de su familia.

Desde entonces, Margarita aprendió a disfrutar del sentido del gusto de una manera muy cuidadosa, y después de muchos años de estudios y cursos, obtuvo la categoría de mejor cocinera y pastelera en el restaurante que abrió de mayor.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver al final del cuento. Gracias.

Un pensamiento en “MIERCOLES, EL MEJOR DIA PARA PROBAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Trece − cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>