MAURICIO, EL LOBO BUENO DEL BOSQUE

Cuento Corto para niños y niñas; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Mauricio era un lobo que vivía en el bosque con su familia y sus lobeznos recién nacidos. La familia de Mauricio se dedicaba a cazar para poder comer, mientras él, aún siendo cabeza de familia, siempre había preferido quedarse en la madriguera cuidando de los más pequeños.

Su familia le criticaba bastante por esta razón, y era cuando Mauricio lo intentaba y pasaba unos días sin dormir, preparándose para poder salir de caza sin problema, pero la mayoría de las veces volvía con el rabo entre las patas y unas cuantas ramas de arbusto en la boca.

Cuentos infantiles - El lobo y la escalera

Mauricio era incapaz de comer carne, así que se hizo vegetariano, y su familia un día le dijo:

– “Así no se comportan los lobos, Mauricio. Piensa si lo que estás haciendo podría influir en la ecología de la zona”.

El lobo se quedó pensando durante toda la noche, pero por mucho que le daba vueltas, su pensamiento siempre era el mismo:

– “Si me alimentara con carne, podría hacer desaparecer a otras especies del bosque. Por eso como hierba, y parece que nadie lo ve como yo. Si nos extinguimos será porque los humanos no nos cuidan, pero no porque yo sea vegetariano”.

Con dicho planteamiento reunió a toda su familia en la explanada del bosque y habló muy convincente:

– “Querida familia, es cierto que desde siempre los lobos hemos cazado y comido carne, pero hoy en día las cosas han evolucionado, y si sigo siendo un lobo bien alimentado comiendo alimentos verdes, no veo la necesidad de cazar. Solo quiero que penséis sobre esto y lo valoréis, estaremos haciendo un gran favor al resto de animales del bosque y a nuestras conciencias”.

Sin más se dio la vuelta, y se refugió en la madriguera a jugar con sus lobeznos, pues estaba empezando a llover.

Llovió durante una semana completa, y de forma muy abundante, por lo que ninguno de su familia se atrevía a salir a cazar, por temor a perderse y no saber volver sin huellas que seguir. El hambre les acuciaba, así que comenzaron a comer los arbustos y la hierba de alrededor de la explanada donde vivían en el bosque.

Fue cuando se dieron cuenta de que seguían igual de sanos que antes, y que Mauricio tenía razón en que estaban influyendo de manera negativa en la ecología del bosque. A partir de ese momento, Mauricio se convirtió en el lobo nutricionista de la manada, y ninguno de ellos tuvo nunca ninguna falta de proteínas, minerales o vitaminas.

Al tiempo de suceder aquello, comenzaron a ver nuevos animales por la zona, que anteriormente estaban en peligro de extinción. Mauricio se sintió muy orgulloso de su gesto, y agradeció a cada miembro de su familia, el gran esfuerzo que estaban haciendo por la naturaleza y su equilibrio.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

9 pensamientos en “MAURICIO, EL LOBO BUENO DEL BOSQUE

  1. mauricio, el lobo del bosque

    muy bueno el cuento, con una enseñanza súsper significativa para los chicos, un vacabulario adecuado y sencillo para su comprensión.

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Hola Jesús, este cuento lo hemos escrito El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos, te ha gustado??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>