cebra-cuentos-infantiles-cortos

LILY, LA CEBRA ILUSIONADA CON LA FABRICA DE CUENTOS

Cuento Infantil creado por el Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Lily era una cebra con un toque especial, era de color violeta y siempre llevaba a su alrededor una nube multicolor de letras y estrellas. La sonrisa constante que tenía dibujada en su cara expresaba toda la ilusión que la caracterizaba.

Para nuestra cebra, su nube era su herramienta de trabajo, y la cuidaba con mucho mimo. Al acostarse todas las noches, ordenaba las letras por orden alfabético encima de la almohada, y las estrellas las situaba al principio y al final del abecedario para que las letras se sintiesen protegidas.

cebra-cuentos-infantiles-cortos

 

Lily todos los días se despertaba muy temprano, despertaba a los elementos de su nube, y se peinaba su rubia crin, se cepillaba los dientes y se miraba al espejo para comprobar que tenía todo lo necesario para comenzar un nuevo día cargado de ilusión y cuentos.

Cuando llegaba a la fábrica de cuentos, lo primero que hacía era saludar a todos sus compañeros, repartir sonrisas por donde pasaba y sentarse en su sillón rosa para empezar con su trabajo.

Su misión en la fábrica, era crear ilusión en todos los niños del mundo. Y la mejor manera de hacerlo era aportar ideas para escribir cuentos nuevos, y repartir las letras necesarias para elaborarlos. La fábrica de cuentos era un lugar donde se trabajaba en equipo, cada participante en la fábrica aportaba lo que sabía, y entre todos llegaron a conseguir un ambiente excelente.

Así fue como se creó la mayor factoría de cuentos para niños de la historia.

Todos los días Lily se encargaba de salir por la puerta verde de la fábrica y enviar el cuento que entre todos habían construido. El envío estaba cargado de ilusión, de color y de moralejas, para que luego los niños y sus papás y mamás pudieran aprender de los cuentos.

Un buen día, la puerta verde se quedó abierta y no paraban de salir cuentos y más cuentos por allí, eran muchas las moralejas que se estaban extendiendo por todo el mundo, y Lily perdió el control de su nube.

De repente apareció en una isla desierta de color naranja sin su apreciada nube. Al pensar en todo lo que había perdido rompió a llorar desconsoladamente, y no hacía otra cosa que acordarse de los días felices en la fábrica.

Le pareció oír un sonido familiar pero estaba tan absorta en su tristeza que no le prestó la menor atención, hasta que cuando terminó de frotarse los ojos, vio delante suya una columna de libros de colores, colocados alfabéticamente por el título que tenían en el lomo.
¡Eran todos los libros que se habían completado con los cuentos que se habían creado en la fábrica!.

Lily volvió a sonreír, y esta vez se sentó en una roca grisácea sobre el mar azul, y comenzó a leer todos y cada uno de los libros que formaban el mayor tesoro de la historia de una fábrica de cuentos, con la mayor ilusión de su vida.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de una cebra que tenía una fábrica de cuentos infantiles con valores, lo formaban un gran equipo. Un día se les escaparon todos los cuentos.

5
User Rating: 5.0 (1 votes)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once + 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>