LETNUM, EL EXTRATERRESTRE QUE APRENDIA JUGANDO

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Letnum vivía en una ciudad llamada Juegaprende, donde por su ventana se podían contemplar otras ciudades que eran planetas y satélites de su galaxia, y mucho más a lo lejos, otras galaxias lejanas.

Desde muy pequeño había conocido a otros de su especie, de los sabelotodo, que habían intentado visitar otras galaxias, pero de camino hacia ellas, se habían quedado en la ciudad que más les había gustado.

cuento-infantil-extraterrestre-planetas

De esta manera era imposible ir más allá de aquello que sus ojos podían ver, que por cierto le daban problemas de vez en cuando, ya que los tenía muy peculiares, eran muy redondos, de color violeta y muy erguidos en la cabeza, sujetos por unas antenas a ella.

Cada vez que Letnum se movía, los ojos le acompañaban, aunque cada uno para un lado, así que de vez en cuando el extraterrestre tenía que descansar, porque llegaba a marearse tanto que alguna vez se había caído al suelo y se había hecho un chichón.

Letnum se daba cuenta de sus limitaciones así que también desde muy pequeño aprendió a estar quieto para no marearse, y mientras se entretenía con sus juguetes o sus cuentos de humanos. Todos los días después de ir al colegio y descansar sus ojos, se sentaba en la alfombra de su habitación y se ponía a leer media hora.

Una vez concentrado en los libros, terminaba los deberes que le mandaba su profesora Nulet, y como era tan eficaz, tenía toda la tarde para jugar. Y así entre juego y juego, Letnum se convirtió en el mejor astrónomo y científico de su casa, sabía distinguir perfectamente las ciudades unas de otras, y conocía con exactitud qué ciudad era buena para quedarse allí a vivir y cuál no.

Después de muchas tardes jugando y aprendiendo acerca de su mundo, un día le dijo a su madre:

– “Mamá, ¿a qué ciudad se fue el tío Mundi?. Me gustaría aprender más cosas, pero tengo que salir de esta ciudad, y quiero ir a la mejor para seguir jugando y aprendiendo”.

La madre, algo desconcertada, contestó: – “El tío fue a la ciudad Letnumita, una perfecta desconocida en el mundo de las galaxias. De vez en cuando nos envía fotos y cartas para decir que es muy feliz”.

Letnum al oír aquello, se quedó con los ojos muy abiertos. Haciendo un juego de letras pensó que él era un letnumitiense auténtico, y sin decir palabra alguna, fue a su habitación y comenzó a hacer la maleta. Partiría esa misma noche sin que sus padres se despertasen.

Cuando reinaba el silencio en su casa, Letnum se dirigió hacia la puerta principal, con la mala suerte de que cómo sus ojos se movían tanto, no calculó bien la distancia y se cayó de bruces por las escaleras. El estruendo despertó a sus padres, que atónitos le preguntaron a su hijo donde iba.

Letnum intentó explicarles con todo lujo de detalles su idea sobre el aprendizaje que había tenido con sus juguetes y lecturas, y al finalizar sus padres muy amorosos le dijeron:

– “Letnum, nuestro pequeño. Tu nombre es cierto que se parece al nombre de la ciudad donde vive el tío, pero tú naciste aquí, en la ciudad donde se juega aprendiendo, y por eso sabes tanto de astros y estrellas“.

Cuando sus padres terminaron de explicarle las razones por las que debía quedarse en casa, Letnum se fue a la cama muy tranquilo y tuvo un sueño que le hizo despertarse al día siguiente con una idea que en el futuro sería muy exitosa.

Soñó que se convertía en el maestro de juegos de todos los niños de su ciudad, donde todos obtenían los mejores resultados en la escuela, y donde los jóvenes que salían de la ciudad una vez terminados sus estudios, eran los mejores en aquello que se proponían.

Letnum cumplió su sueño, terminó sus estudios con muy buenas notas, y quiso hacer realidad todo aquello que se propusiese. Con sus juegos y lecturas llegó a ser el profesor más divertido del colegio, y consiguió que todos los niños que lo tenían como maestro, estuvieran siempre sonriendo y compartiendo momentos felices.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Valoración del cuento
  • Calidad de Redacción
  • Calidad de la Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de un extraterrestre muy inteligente. Consiguió su sueño, ser maestro y enseñar jugando a los niños. Sacaban buenas notas y eran muy felices

4.5
User Rating: 3.8 (6 votes)
Sending

2 pensamientos en “LETNUM, EL EXTRATERRESTRE QUE APRENDIA JUGANDO

  1. yarelis

    BUENOS DÍAS…. LE INFORMO SOBRE MI OPINIÓN PROPIA… QUE LOS CUENTOS SON ESPECTACULARES… MUY CREATIVOS E INFORMATIVO ADECUADOS PARA LOS NIÑOS…
    LOS FELICITO, SIGAN ADELANTE… ESPERO RECIBIR MAS DE USTEDES…

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Buenos días!! Agradecemos mucho tu comentario, nos alegra que te gusten los cuentos con valores que publicamos diariamente.
      Suscríbete a nuestra Newsletter: GRATIS! Recibirás cuentos y noticias a tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno × dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>