cuento-infantil-lagartija

LAS LAGARTIJAS INTELIGENTES

Cuento Infantil para niño/as; escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez una familia de lagartijas que vivían en el patio de un colegio. Todas eran del mismo tamaño aunque cada una tenía una edad diferente, y un aspecto distinto.

Los papás lagartijas eran más verdes que las pequeñas, y tenían la cola más larga. Y los pequeños tenían los ojos muy grandes y siempre iban sonriendo por todos los sitios.

cuento-infantil-lagartija

Era una familia de lagartijas felices que simplemente con salir al sol mientras los niños estaban en clase eran felices. La causa de que no salieran al sol cuando los niños estaban en el recreo era que una vez, a la lagartija Leonardo unos niños le cortaron la cola mientras tomaba el sol encima de una piedra.

Los niños habían oído que al cortar la cola de las lagartijas, el trocito que se cortaba seguía moviéndose sólo, y como les había hecho gracia, no habían pensado en el daño que le podían hacer a Leonardo. Así que ante la duda de que a toda la familia le cortasen el rabito, decidieron quedarse en los recreos a buen resguardo.

Un buen día durante el recreo, mientras la familia se dedicaba a las tareas de la casa y a leer y escribir, la lagartija más pequeña, Violeta, se aventuró a salir a dar un paseo por el patio. Nadie se dio cuenta de su escapada, y de repente se vio muy asustada en mitad de un corro de niños gritones señalándola con el dedo. Al ver esto, una profesora se acercó al ver el revuelo que se había formado, alzó a Violeta en su mano y le dijo con voz cariñosa:

– “Tranquila pequeña, entiendo que te asustes pero no te preocupes que con estos niños vas a ser muy feliz”.

Violeta al oír aquello, se puso muy triste porque pensó que nunca más vería a su familia, y unas lágrimas se resbalaron por sus mofletes. La profesora al verla así, le dijo de nuevo:

– “¿Qué te pasa lagartijita?, si quieres hacemos un trato. Durante algunos recreos de los niños vienes por aquí y te enseñamos cosas, y los niños también aprenderán de ti. Y así estarás con tu familia el resto del tiempo. ¿Qué te parece?”.

Violeta comenzó a mover su rabito en señal de que estaba contenta y le había parecido muy bien la idea de la maestra. Y así fue, algunos días Violeta se iba al patio del colegio para enseñar cosas a los niños y para que ella aprendiese de los niños.

Después de mucho tiempo, Violeta se convirtió en la lagartija más inteligente del colegio, era feliz teniendo esa función con los niños, y cada día mejoraba su actitud hacia el aprendizaje y los niños. Y cuando volvía a su casa, enseñaba a toda su familia lo que iba aprendiendo, hasta que al final la familia de Violeta y Leonardo era famosa en todo el colegio, por saber tantas cosas como los niños que allí estudiaban.

Las lagartijas y los niños volvieron a ser muy amigos, y se respetaron para siempre, los niños sabían que las lagartijas eran animales muy curiosos y que no debían arrancarles el rabito, y las lagartijas aprendieron que los niños eran buenos, y que sólo querían jugar con ellas.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Valoración del cuento
  • Calidad de Redacción
  • Calidad de la Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de la familia lagartija que se asustaba de los niños.Una lagartija salió con los niños y no la hirieron, aprendían juntos como buenos amigos

4.8
User Rating: 4.1 (16 votes)
Sending

Un pensamiento en “LAS LAGARTIJAS INTELIGENTES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecisiete + catorce =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>