LA RANA CROQUI

Cuento Infantil para niños y niñas, creado por: Marcelo Montero

Helena era una niña risueña y revoltosa, que vivía junto a sus padres en la casa que había heredado de su abuela Marta. De inmediato se enamoró de los jardines y la extensa hiedra que crecía tejiendo altares y columnas.

Más allá, un árbol de limón florecía radiante en cientos de tonos. Su fruto aún joven pendía frágil en delgados brazos que rozaban el verde suelo. Detrás se asomaba un viejo cantero, gris y opaco. Carente de uso, pues el jardinero había abandonado su labor hacia tiempo. Allí fue cuando la conoció por vez primera, estaba sentada de cara al pasto esperando quien sabe que. Con sus ojos entrecerrados por la incesante llovizna del sol. Se acercó de puntillas para no asustarla demasiado y luego titubeó un:

cuento-infantil-rana-croqui

– Hola

Le salió un saludo muy bajito y agudo, ella se giró y le devolvió un “croa” como respuesta. Una sonrisa amplia se dibujo en aquel rozagante rostro y desde entonces, Helena y la dulce ranita a la que bautizó bajo el nombre de Croqui, se volvieron inseparables.

Al cabo de un tiempo de amistad y de mucho compartir, la ranita enfermó. Nadie quería atender los caprichos de una niña y mucho menos la dolencia de una simple rana. No podían comprender lo que croqui significaba para Helena. Entonces la niña quedó a la espera de un milagro, día y noche permaneció con sus manitas puestas en su pecho en señal de rezo.

Los días transcurrieron y Croqui no mejoraba, Helena sollozaba hondamente, con amargura de corazón. Hasta que algo inexplicable sucedió. Una noche, cuando todas las luces se habían apagado. Un rocío particular cayó sobre aquel cantero; y con él un coro de voces poblaron el aire que sabía a miel. Helena observó como sus luces tintinaban como luciérnagas cada vez más cercanas, hasta que una de ellas se posó sobre sus hombros y creyó oír voces que le susurraban al oído, pero eso sería indudablemente imposible. Sin embargo, un sonido dulce y melodioso rompió el silencio de repente:

– No llores.

Se oyó esta vez muy de cerca. Estupefacta cayó de espaldas y luego, aquellas luces de color verde gris menguaron y en su lugar apareció una mujercita vestida en tonos pardos. Diminuta y radiante, que incluso podía caber en la palma de la mano. Helena abrió grande los ojos y los restregó en varias oportunidades, hasta que finalmente le preguntó que hacía allí. El hada se presentó y también las demás que la acompañaban, todas ellas estaban muy tristes, porque habían oído su llanto desde sus moradas en la copa de los árboles. También estaba el conejo que salió de su madriguera, la ardilla que abandonó su húmedo hueco. Incluso la serpiente despertó de su letargo.

Sin duda un gran revuelo se formó aquella noche, pues la preocupación había acaparado todos los corazones. De pronto, las hadas comenzaron a intercambiar miradas cómplices, risas y murmureos. Pues algo se traían entre manos. Una de ellas agitó su varita al cielo y una luz verde esmeralda chispeó de su interior, luego todas dijeron en voz alta:

– Hágase la voluntad!!

Y como por arte de magia los ojos redondos de Croqui se abrieron, parpadeando a ratos. El rosto de Helena se llenó de asombro y emoción al mismo tiempo, soltó un grito ronco que asustó a todos los habitantes del bosque que saltaron de alegría al ver lo ocurrido. Helena tomó a croqui entre sus brazos y le dio el más tierno de los besos, la ranita había regresado de su sueño. Y solo el amor, el verdadero amor pudo hacer el milagro.

FIN

Moraleja: Los deseos pueden hacerse realidad si lo pedimos con el corazón.

Valores del cuento: La amistad, el amor, la confianza.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

8 pensamientos en “LA RANA CROQUI

  1. Yanina

    Me gustó el cuento! ! Pro le doy 2estrellas nada más porque creo que deven usar más palabras q los chicos puedan entender, cómo por ejemplo ESTUPEFACTA, acaparado,… palabras que puedan entender más alla que yo se los pueda explicar, a cada significado. Y también no tanto “”:y una sonrisa se dibujaba en su rozagante rostro”” o el verde e inmenso jardín” muchas descripción inecesarias…pro de tal manera el cuento me gusto…agradecería q tomaran en cuenta mi crítica. Nada mas saludos

    Responder
    1. Cuentos Infantiles Autor

      Buenos días!! Muchas gracias por dejarnos tu opinión, son de gran ayuda para nosotros, para cada día mejorar.

      Un saludo y feliz día :)

  2. alicia ocampo

    excelentes cuentos, cortos e interesantes para los niños y adultos también, porque se disfrutan al estar contándolos y ver las caritas de alegría de los niños.
    gracias. a.o.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>