LA NAVIDAD DE LA GUITARRA Y LA CIGARRA

Cuento Infantil Corto para niños/as, escrito por: El Equipo de Cuentos Infantiles Cortos

Había una vez un señor que tocaba la guitarra española con mucha soltura, y que por su arte y manejo de dicho instrumento, era reconocido como el mejor guitarrista del mundo entero. Se llamaba Pascual, y su preciada guitarra se llamaba Lauri.

Iban juntos a todo tipo de recitales, eventos y fiestas, para animar el ambiente y para disfrutar de los distintos tipos de música que Pascual y Lauri componían.

cuento-infantil-corto-guitarra-y-cigarra

 

Lo mismo tocaban un pasodoble, que un tango o un villancico, así que siempre estaban de gira musical.

LLegaron las navidades, y la agenda de Pascual estaba repleta de nuevos eventos para dar a conocer la música que salía de su guitarra.

Lauri, la guitarra, enseguida se vistió de gala navideña, y ahí estaba dispuesta a tocar el acompañamiento de los villancicos. Estaba inmersa en su música, cuando de repente una cigarra aterrizó en una de las cuerdas de Lauri.

– “¿Quién eres?”, – preguntó Lauri un poco asustada.

– “Soy una cigarra, me llamo Cigar, y froto mis alas por las noche para crear música. ¿No me conocías?”, – dijo la cigarra.

Lauri con cara de sorpresa le contestó: – “Hasta ahora no, pero si creas música es porque te gusta, así que si quieres puedes ayudarme en estas fiestas navideñas que tanta música necesitan. ¿Quieres que trabajemos juntas?”.

La cigarra y la guitarra se hicieron muy amigas, y desde que componían juntas con ayuda de Pascual tantas piezas musicales, el éxito de los eventos donde participaban fue increíble.

En la última fiesta navideña que tenían programada, Pascual cayó enfermo y no pudo actuar. Fueron Lauri y Cigar las que con todo su valor, se animaron a dar vida a aquel villancico tan animado:

– “Campana sobre campana, y sobre campana una,
asómate a la ventana, verás al niño en la cuna,
Belén, campanas de Belén, que los ángeles tocan,
que buena me traéis”.

Al terminar, los aplausos de aquellos niños que estaban presenciando tal acontecimiento se oyeron por todo el colegio, y los niños con amplias sonrisas gritaban:

– “¡Queremos escuchar otro villancico, otro, otro, otro!”.

Así fue como las dos grandes amigas musicales se hicieron famosas por cantar villancicos en equipo, y siempre, los niños que las escuchaban aprendían los verdaderos valores de la Navidad, la generosidad y la alegría.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Un pensamiento en “LA NAVIDAD DE LA GUITARRA Y LA CIGARRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

19 − 11 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>