Cuentos infantiles - La luna y el pajaro

LA LUCIERNAGA Y LA LUNA

Cuento Corto Infantil para niños, creado por: María Alejandra

Había una vez una luciérnaga que paseaba todas las noches por un castillo que se encontraba junto al mar. Cuando salía la luna se quedaba quietecita, junto a una ventana del palacio, mirando su interior, sus salas, sus jardines, todo lo bello que era.

Vivía en él una hermosa princesa, muy solitaria, que salía todas las noches a su balcón a mirar las estrellas.

Cuentos infantiles - La luna y el pajaro

Una noche, la luciérnaga vio como la princesita salía con lágrimas en los ojos, y entonces, muy despacito se le acercó y le dijo:

– Princesita, dime que te pasa, ¿por qué lloras?

La hermosa niña le contó que su madre debía irse por unos cuantos días a un largo viaje, y que la extrañaría mucho, mucho. Estaba desconsolada.

La luciérnaga que tenía un gran corazón le dijo:

– No te preocupes niña, yo y doña Luna que siempre está allí, te acompañaremos todas las noches, te cantaremos canciones y nanas y ya estarás bien.

Al día siguiente con su carruaje y pajes, la reina salió rumbo a otro país, y la princesa quedó con su padre, el Rey, solos en el gran castillo.

Cuando anocheció, acomodó sus muñequitas, y antes de dormir, salió al balcón. Allí estaban su amiga la luciérnaga y la luna, que brillaba sobre el mar.

Nuestra amiga estaba tan sola como ella, pero iluminaba con su luz toda la habitación y la hizo muy feliz mientras la reina no estaba. Sus eternas compañías reían juntas todas las noches, luego se iba a dormir con una de sus muñecas y su gatita cariñosa, que parecía un pompón.

Así los amigos ciertamente brillan como las luciérnagas, en momentos oscuros o tristes, pero que nos hacen dichosos.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de una niña que vivía en un castillo. Se quedó triste cuando su madre tuvo que viajar, pero su amiga la Luna y la Luciérnaga la ayudaron.

3.5
User Rating: 2.5 (2 votes)
Sending

Un pensamiento en “LA LUCIERNAGA Y LA LUNA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 + 20 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>