LA JIRAFA BUENA – 2ª Parte

Cuento Infantil para niños/as, creado por: Carlos Cebrián González

Poco después se acercaron dos gorilas muy fuertes y se rieron al ver al cazador cazado y no se compadecieron de él, al contrario, estuvieron un rato sentados al pie de un árbol disfrutando con su sufrimiento.

mono-travieso-cuentos-infantiles-cortos

Varios animales pasaron, sin auxiliarle y únicamente los buitres se quedaron a su lado, esperando comerse sus despojos cuando muriese. Huracán se dio cuenta de que había sido muy cruel y que había causado mucho dolor a los demás pobladores de la selva, por lo que no podía esperar de ellos más que indiferencia y burlas al ver que al fin había tenido su merecido.

Luna, sintió compasión por el león moribundo y, dejándose llevar por su buen corazón, trató, en vano, de pedirles a sus compañeros que le ayudaran a salvar a Huracán. Ellos se negaron a atender la pretensión, que consideraron disparatada, de la jirafa más hermosa del grupo y que además era la esposa del líder del mismo.

Lunita le pidió a su mamá que salvase al enemigo, porque su sensibilidad infantil a pesar de había estado a punto de ser cazada por él, no le permitía ver sufrir a un ser vivo.

Luna reflexionó y sin tener en cuenta el daño, que Huracán les había hecho, dejándose llevar por los dictados de su corazón, se dirigió hacia la cabaña del hada Belinda, que era su mejor amiga y su madrina de boda.

Cuentos infantiles - La Ardilla pilla pilla

Al fin tras una larga caminata, Luna, que iba sola, sin ningún macho de la manada que la protegiera de los peligros de la selva, pues había huido muy temprano, aprovechando que Apolo dormía, llamó a la puerta de la casita.

Cuando el hada buena la vio tan triste y con los ojos llenos de lágrimas, supo que algo muy grave le había sucedido a esa jirafa tan buena y cariñosa, que siempre iba feliz y sonriente.

Luna, le contó, angustiada, su problema le rogó que salvase a ese depredador asesino de una muerte tan cruel, Belinda, decidió ayudar a su amiga, y le pidió que la guiase hasta la trampa en la que había caído el malvado león.

Huracán se quedó asombrado al ver el hada y la jirafa, que no se burlaban de él. Todo lo contrario, pues Belinda ordenó a los buitres que se fueran, porque, el león agonizante, no iba a morir.

El hada, tras contarle que iba a salvarle por deseo de Luna, la esposa de Apolo, al que él estuvo a punto de matar, le hizo prometer a Huracán, que nunca atacaría a las jirafas y que velaría por ellas, para que, en lo sucesivo, sus amigas no corrieran peligro por parte de los leones y otros depredadores de la selva.

Cuando Huracán hizo la promesa y se arrepintió sinceramente por haber matado a tres jirafas de la manada, y de haber herido y asustado a otras, el hada sujetó con sus manos pequeñas y suaves el cable que asfixiaba al león y lo convirtió en un hilo de seda que se rompió fácilmente. Luego, tras curar de sus heridas, a Huracán, lo sacó de esa trampa mortal.

Pasaron los días y una mañana la manada iba a huir despavorida, al ver al león,  Huracán, dispuesto para darles caza, pero Luna, les dijo que se detuvieran y cuando la esposa de Apolo, su líder, se acercó al león, éste, agradecido por su gesto noble, le lamió las patas, premiándola, con un gesto de cariño y amistad, por haberle salvado la vida.

Huracán varias veces se cruzó con las jirafas y se convirtió en amigo inseparable y protector de Luna, Apolo y Lunita, hasta que un día arrepentido por su soberbia y engreimiento, volvió a reintegrarse en su manada de leones y no tuvo inconveniente en resignarse a ser uno más de los machos de la misma, sin aspirar a convertirse en su jefe, que continuó siendo Invencible.

La generosidad de Luna y su valor, hicieron que Huracán rectificase su actitud y se convirtiera en un león humilde, que ya no estuvo solo nunca más.

– Fin –

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

Un pensamiento en “LA JIRAFA BUENA – 2ª Parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>