LA GRADUACION DE SOFIA

Cuento Infantil para niños, creado por: Ulica Tizaber

Era lunes por la mañana y Sofía se levantó muy contenta. La noche anterior sus padres le habían explicado que la tarde del lunes se graduaría, ya que en breve cumpliría tres años, y entraría en el colegio de los mayores.

Cuentos infantiles - Lucia la obediente


Se levantó tan rápido de la cama, que se tropezó con las sábanas y cayó al suelo, se hizo un poco de daño en el codo, pero enseguida empezó a sonreir, ya que su mente estaba en esa tarde tan importante para ella, y nada de lo que le pasara, amargaría uno de sus días más felices.

Su mamá le ayudó a vestirse, y colaboró mucho en ello, enseguida se peinó y fue a la cocina a desayunar con su papá. Su hermano pequeño estaba durmiendo porque era un bebé muy dormilón, y Sofía hablaba en susurros para no despertarlo. ¡Estaba radiante!

Al llegar a clase se despidió de su familia y entró a jugar con sus amigos mientras terminaban de llegar los demás compañeros para comenzar la asamblea. Hoy la asamblea trataría del acto de graduación, y estaban todos los niños muy atentos.

La profesora Melania les explicó que cuando no hubiera nadie en la escuela, ellos entrarían con sus mejores galas a su clase, se sentarían en la parte delantera del aula, y detrás se iban a sentar los invitados al evento. ¡Uy, qué nervios!. Ellos estarían con el birrete puesto, y oirían su nombre para ir a recoger el diploma. Una vez todos nombrados, se pondrían en fila delante de los invitados, y lanzarían el birrete al aire.

Sofía estaba impaciente por ver a su familia de nuevo en la puerta, ¡menudo día de nervios había pasado!. Cuando llegaron sus padres y su hermano, se fueron todos a merendar al parque y después, Sofía se vistió con un vestido precioso, y sus zapatos bonitos. Emanaba felicidad por todos los sitios.

Al entrar en la clase y comenzar a recordar todo el proceso de la graduación, Sofía se puso a llorar porque de repente se le había olvidado lo que había que hacer. Melania, su profe, la apartó del grupo y le dijo:

– “Sofía, tranquila. No pasa nada si no te acuerdas, yo te voy a ayudar, tú lo único que tienes que hacer es disfrutar de tu momento, sonreir y aplaudir”.

Sofía se sintió mucho mejor y comenzó a relajarse, según se acercaba el momento de su nombramiento, más sonreía. Y cuando Melania la nombró:

– “Sofía, enhorabuena por graduarte”

Ella salió felicísima a recoger su diploma, no le dio ninguna vergüenza, y tiró el birrete más lejos que nadie. Se lo pasó fenomenal.

Sofía comprendió que no merece la pena anticiparse a lo que va a suceder, ya que las cosas no pasan antes ni mejor por anticiparlas, y lo que realmente cuenta es la actitud positiva que se tome, y la capacidad de disfrutar que se tenga.

FIN

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Un pensamiento en “LA GRADUACION DE SOFIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 + diecisiete =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>