LA GALLINITA CON ZANCOS

Nuevo Cuento Corto para niños/as; creado por: Miriam de la Cruz 

Erase una vez un pueblo llamado “El Recuerdo“, de casas de colores, flores perfumadas y árboles frutales. Donde abundaban las aves que trinaban en las mañanas trayendo alegría a sus visitantes.

La gente del pueblo acostumbraba a tener en los corrales, gallinas, cerdos, pavos, según su preferencia de comida en el patio de su casa. Como es normal, habían casas más grandes de los más ricos y casas pequeñas.Cuentos clasicos - Los tres cerditos y el lobo

En una casa esquinera de un gran rico había un gran patio con un gran corral de gallinas enmallado que daba a la calle, donde los visitantes del lugar podían pasar y mirarlas o regalarles alimento.

Un día llegó el circo al pueblo y con el circo llegó también un vendedor de artículos de madera, mesas, sillas, escobas, cepillos…, y unos zancos para comercializarlos en el circo.

Cuando el vendedor pasó por la casa de la esquina, se maravilló con las flores que colgaban de su techo, margaritas, bugambiles, arrayanes, violetas etc.
Pero lo que más le llamò la atención fue el corral de gallinas de plumas de colores variados y lo robustas y apetecidas que estaban para el hambre que llevaba.

Así qué con la intención de ganarse un buen caldo de gallina, se acercó a la malla del corral y comenzó a hacerle risas a las gallinas. Todas por supuesto corrieron hacia él porque esperaban un buen puñado de maíz; pero una no se acercó, se quedó aparte, fuera del tumulto de sus hermanas y amigas y tan solo se empinaba; y fue así presa fácil para los ojos del vendedor.

Así qué queriendo ganarse su confianza el vendedor, buscó la manera de entrar al corral y se le acercó diciéndole:

– ¿Como te llamas gallinita?
Y la gallinita tímidamente contesto: – Joyita.

– ¿Y por que eres tan tímida y triste? Yo vi como te empinabas, es que tus piernitas son muy cortas y por eso es que te pones triste, por esto no? !No eres feliz!

Y Joyita se sorprendió y pensó: – Es un mago, ha descubierto mi secreto.

Así qué tímida y acomplejada contestó: – No me gustan los tumultos; entre tanta gente no puedo ver bien, no por mis piernas cortas, sino porque las demás quieren ser las mejores y por eso me opacan, siendo que yo soy la más hermosa.

Así qué el vendedor se puso feliz, ya tenía su primera cliente para los zancos:

– Listo! Tengo la solución para que seas la más grande de todas las gallinas del corral. La más poderosa ! Aunque muy hermosa eres ya, con los zancos puedes alargar tus piernas y así quedas más altas que todas.

La gallinita corrió hacia su mamá gritando: Mamá !mamaaaaaA…!

El vendedor  se sorpendió y creyó que había ofendido a la gallinita, dio vuelta para salir del corral, pero lo detuvo una gallina matrona de plumas cafe brillante como las de joyita y tan igual en estatura a ella y de piernitas pequeñas, que venía de la mano con joyita su hija

Y le preguntó al vendedor:  – ¿ Cuanto cuestan los zancos? Es verdad que le alegarán las piernas a Joyita?

Y el vendedor respondió: – Es verdad! Los del circo los usan para verse muy grandes y animar a su público. Así todos ven sus piruetas y sus hazañas.

– ¿Y cuanto cuestan? – Vuelve a preguntar gallina matrona.

El vendedor hambriento respondió: – Un sancocho de gallina

Y quedaron sorprendidas las gallinas.

– ¡Oh nooo! respondió gallina matrona, todas somos muy jóvenes! Pero yo le compro un cerdito allá en la otra esquina que sí está en venta.

No, no no, a mi no me gusta el cerdo. – Respondió el vendedor. – Así qué, si no hay caldo de gallina, no hay zancos y !no hay negocio!

Hubo un silencio entre las gallinas…
Y muy triste estaba mamá gallina matrona porque no podía dar gusto a su hija pero exclamó:

– Ha sido un sueño mío toda la vida, tener piernas largas y ahora es el de mi hija. Yo quiero cumplirle su sueño. Así qué pensándolo bien la mas vieja del corral soy yo, me doy yo, doy mi vida a cambio de los zancos para mi hija.

Y entonces gallinita joyita quedó sorprendida y miraba aterrada a su mamá y fue cuando pudo ver el sentimiento de amor que había dentro de ella y hacia su mamá. Y entendió que la belleza en realidad iba por dentro. Y una lágrima salió de sus ojos y exclamó:

– !Estoy curada ,estoy curada! !Ya no necesito zancos!

– He podido verme por dentro, he visto a mi mamá y me he reconocido. Yo lo único que necesitaba era mi autoestima y la he recuperado. Ya no necesito zancos, una altura momentánea para que? Mi valor no está en unas piernas cortas, sino en mi corazón.

Y miraba con amor a su mamá, a esa hermosa mamá que prefería dar su vida a cambio de unas piernas de madera para ella.Y suspiró y se fue de la mano con su mamá hacia adentro.

Y el vendedor aburrido, hambriento y enfadado salió corriendo del corral. Pasaron varios meses y un día volvió el vendedor, pero no vio el corral. Ya los habitantes del pueblo habían disfrutado y saboreado de unos deliciosos caldos de gallina. Y exclamó:

Por apresurarme, por adelantarme al tiempo y por tramposo he perdido mi caldo de gallina, ahora me toca comer el cerdito que tuve que comer el otro día cuando también perdí ese caldo de gallina que no pude de gallina matrona. !Que buena lección me deja la vida!

Vales más de lo que crees, sólo basta que alguien demuestre un gran amor, hasta querer dar su vida por ti, para que entiendas cuanto vale un gran corazón, un gran sentimiento. Y siempre habrán personas alrededor tuyo que se aprovecharán de ti cuando no sabes quien eres ni cuanto vales.

FIN

 

Los Cuentos de ABU
Dedicado a mis nietos  (Valentín y Matías)

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

6 pensamientos en “LA GALLINITA CON ZANCOS

  1. Silvia Olga Sottile

    Me gustó mucho éste cuento, ni que decir a mis nietos, y ahora espero que les haga entender que no importa la belleza o defectos que puedan tener , sino alimentar su alma , dar mucho amor a todas las personas que estan a su lado, que los van a mirar de igual manera, devolviéndoles la autoestima perdida, gracias x estar..

    Responder
  2. Erika Hernández

    Estos cuentos sirven, son útiles para mis hijos, para mejorar en su lectura, para poder seguir progresando en su lectura…!!! Gracias por subir estos cuentos y asi cada niño descubrirá muchas cosas que hay en cada cuento. Suban mas

    Responder
  3. Gloria

    No me gusta porque pone a los animales como las comidas principales, luego el cirquero engaña a la gallinita y luego que la madre da su vida por su hijita gallina, me parece muy grotesco para los niños.

    Responder
    1. helga ruth

      Al comienzo es como cualquier cuento infantil, luego da un vuelco grotesco cuando habla de comerse a las gallinas ,( o el cerdo). No considero apropiado el contenido para los peques, al menos no para la mentalidad de un menor de 3 , ya que ven el mundo menos agresivo y mejor de lo que en realidad es. Que descubran paso a paso la realidad, no se las presenten tan brutalmente. Creo que no es de los mejores contenidos para ntros. chiquitos.No aun.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

1 × 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>