cuentos-infantiles-cortos-tigre

LA CAPUCHA DE TEO

Cuento Infantil para niños y niñas, creado por: Arahí Orellana

Había una vez en una selva muy frondosa, en ella vivía una hermosa osa que se enamoró de un valiente tigre. Ellos tuvieron que soportar las críticas de los demás, pero decidieron seguir adelante sin importarles lo que les dijeran.

Un día tuvieron un hijo llamado Teo muy curioso y muy parecido a un tigre, pero con la amabilidad de un oso.

cuentos-infantiles-cortos-tigre

Su mamá le tejió un abrigo con capucha de oso. Teo cuando tenía miedo alzaba su trompa hasta que cubría los ojos y los ojos de la capucha parecían sus ojos.

Todos los animales de la selva lo discriminaban porque era diferente, así que los padres decidieron dejar esa hermosa selva para vivir en paz con su hijo y su hija, que estaba en camino.

La mama osa dijo con alegría:

– ¡En marcha!

Durante el largo camino para llegar a donde reinaba la paz, Teo vio una hermosa mariposa con colores cálidos, así que la siguió, pero la mariposa estaba en dirección opuesta a donde estaban sus papás. Teo aún estaba siguiendo a la mariposa hasta que voló tan alto que era imposible de ver. Cuando Teo reaccionó vio que estaba muy lejos de sus papás Teo caminaba pero no sabía qué hacer y pensó.

– ¿Y si le pido ayuda a alguien, tal vez puedan ayudarme a saber dónde están mis papas?

Pero enseguida pensó en que nadie lo iba ayudar porque lo trataban mal. Siguió caminando y vio a un grupo de osos que lo maltrataban, así que alzó su trompa dejando un poco de sus verdaderos ojos para no tropezarse y cruzar entre ellos pero…

– ¡Hey tú, el de rayas, ven aquí!

Teo siguió de largo

– ¡Te digo que pares!

Hasta que logró cruzar.

Caminando vio una olla de oro y justo al lado había un duende. Teo le preguntó:

– ¿Para qué sirve esa olla?
– Es el final del arcoíris, que saldrá muy pronto. – Dijo el duende.

A Teo le daba mucho miedo las cosas que brillaban. De repente salió el arcoíris y vio que del otro lado estaba su papá y su mamá, y la mama ya tenía a su hermanita en brazos. Teo se alegró muchísimo pero tenía que cruzar para poder estar con su familia, pero le daba mucho miedo la olla de oro porque brillaba.

– ¿Duende, puedes mover la olla para que pueda pasar?. -Preguntó Teo.
– ¿Por qué? no, solo pasa.
– Me da mucho miedo las cosas brillantes.

El duende se quedó pensando por unos segundos.

– Si le tienes tanto miedo mejor no cruces.
– Pero está mi familia al otro lado del arcoíris.
– Si tienes tantas ganas de estar con tu familia cruza.
– Pero me da mucho miedo, no puedo.
– ¿Sabes cuál es la forma de superar los miedo?
– No.
– Enfrentándolos. ¿Vas a dejar que tu miedo impida estar con tu familia?
– No

Teo se armó de valor, levantó su trompa hasta que cubría sus ojos, agachó la cabeza y cruzó. Cuando abrió los ojos estaba en los brazos de su mamá.

– Duende, gracias por enseñarme a enfrentar mis miedos.

Justo después de eso el duende junto al arcoíris desapareció.

– Mamá ¿cómo se llama mi hermanita?
– Se llama Blanca.

Encontraron un lugar donde reinaba la paz y la armonía. Vieron felices para siempre.

FIN

– Moraleja del cuento: debes enfrentar tus miedos para poder seguir adelante.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de un tigre muy bueno, que se perdió en la selva y un duende le ayudó a encontrar a sus padres. Afrontó sus miedos y fue siempre muy feliz.

3.8
User Rating: 5.0 (2 votes)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

14 − 10 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>