LA BRUJA DEL BOSQUE DE LAS TINIEBLAS

Cuento Corto para niños, creado por:  Ma.Fernanda PCH.

Erase en un pueblo que se encontraba a lo alto de la montaña, en el cual se contaba mucho una historia de una bruja que hacía tinieblas todos los primeros de noviembre.

Una niña pequeña llamada Ana no sabía la historia que se contaba, así que siempre se preguntaba porque había tinieblas los primeros días de noviembre.

rebely-sofia-el-hada-mestiza-cuentos-infantiles-cortos-

Un día la pequeña Ana ansiosa por saber le preguntó a su mama porque siempre ocurría eso, que hubiera tinieblas. La mamá con miedo de contarle a su hija le dijo:

- Es que cuentan en el pueblo que hay una bruja en el fondo del bosque que hace tinieblas.

La pequeña Ana después de esa charla de tanto suspenso se preguntaba como hará la tiniebla estaba aturdida, hasta que un día se armó de valor y fue al bosque caminando y caminando, no le veía fin hasta que calló rendida, se acomodo entre los árboles.

A la mañana siguiente despertó en una acomoda cama preguntándose que hacía ahí, si ella se había quedado dormida en el bosque. Abrió  la puerta y escuchó muchos ruidos, así que bajo las escaleras y una señora muy amable le dijo:

- Buenos días pasaste bien la noche ayer, te encontré muy solita. Dime estas perdida?

Ana contesto: – No es que estoy buscando una bruja que hace tinieblas en el fondo del bosque.

La señora respondió: – Yo hago tinieblas y vivió al fondo del bosque y no soy una bruja.

La pequeña Ana sorprendida dijo:

- No eres una bruja!, entonces me puedes enseñar a hacer tinieblas?

- Claro que sí. – Dijo la señora.

La niña entusiasmada dijo: – Porque  siempre haces tinieblas todos los primeros de noviembre?

- Porque en esa fecha hay una flor muy especial que solo la hay en esa fecha, es por eso.

Después de todo el día que la señora se pasó enseñándole a Ana como hacer tinieblas.

- O no! se me ha hecho tardísimo!!

Mientras que en el pueblo sus papas desesperados buscándola tomaron la conclusión de que se la había llevado la bruja así que todas la mamas protegían a sus hijos. Los padres se preparaban para ir a aprender a la bruja del bosque de las tinieblas. La niña se despidió de la señora y le dijo que volvería mañana para seguir aprendiendo.

Corriendo entre los árboles apresurada llegó al pueblo, subió a lo mas alto y dijo:

– Atención tengo que decirles que no existe la bruja, es simplemente es una señora muy buena, que cuando yo fui en busca de esa dichosa bruja me encontré con una buena señora que me enseñó a hacer tinieblas.

Todos se miraron y pensaron que tenia razón pero tenían que comprobarlo, así que al siguiente día Ana fue a buscar a la amable señora y todos le empezaron a preguntar; y ella respondió con certeza y todos le creyeron. Así que desde entonces ya no se cree que es una bruja y muchas personas van para que les enseñen  toda su inteligencia y sabiduría.

FIN

Moraleja: Nunca hay que juzgar sin conocer a alguien.

Valores del cuento: Amistad, respeto

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Google+ y Twitter con los botones que encontrarás al principio o al final del cuento. ¡Gracias!

Recuerda que puedes recibir cuentos infantiles GRATIS en tu email, suscribiéndote aquí

Compartir por WhatsApp

Deja un Comentario en este cuento

3 comentarios
  1. MARIA

    FELICITACIONES, PERO ME HUBIESE GUSTADO QUE SE ESPECIFICARA COMO SE HACIA LA TINIEBLA

    • hkuf5sh

      que hermosoooo

Siguiente CuentoDEJO DE BRILLAR