LA ANSIADA CARRERA

Cuento Infantil para niños y niñas, escrito por: Hugo Elangel

Agosto había llegado, en La Pampa, en las cercanías de la estancia La Tramontana, la carrera tan ansiada en el campo estaba en los últimos preparativos.

Recostándose en los alambrados, los competidores de aquella complicada travesía, poco a poco iban juntándose. El sol desperezaba los colores sobre la tierra en aquella mañana apacible y fresca. Los cánticos de los pájaros anunciaban con jolgorio el comienzo del día, los loros despertaban en lo alto de los eucaliptos con su bulla típica. A lo alto se divisaban chimangos y unos halcones que observaban minuciosamente el terreno.

cuento-infantil-viento

Los jabalíes, en un pequeño charco, estaban a la expectativa, al igual que unos zorros que jugaban entre los renuevos. Pero, no toda esa mañana saldría según lo previsto, el personaje principal de la carrera se había tomado un descanso. El “Señor Viento”, no soplaría esa mañana, por lo agitado de su pasar días atrás había decidido tomarse el día. Los cardos rusos estaban desorientados, estáticos, por tal decisión.

– “¿Qué podemos hacer?” – Se preguntaban.
– “Este día es muy especial”, – comentaban otros.

Desde lo alto, el halcón percibió que algo pasaba, así que presuroso, bajo en rápida picada para asesorarse.
Los cardos comentaron el problema, él se quedo pensando y dijo:

– “Voy a tratar de hablarle al Señor Viento desde lo alto”.
– “¡Señor Viento!, ¡Señor Viento!, por favor ¿puede escucharme?”.

De repente, una voz grave se presentó:

– “Soy el Señor Viento, ¿qué necesitas amigo halcón?”.
– “Buenos días Señor Viento. Es un día muy especial en el campo y necesitamos sus soplidos, si fuera posible”.
– “Es que me tomé un descanso hoy”, – dijo el señor viento.
– “Por favor, es muy importante para los cardos rusos y su carrera anual. Ya están todos en la línea de salida preparados. ¿Podría por hoy jugar con nosotros?”.
– “¡Que lindo!”, – exclamo el viento, – “no me habían avisado. No perdamos más tiempo amigo halcón, vayamos a divertirnos un rato, ya que has sido muy respetuoso en tu pedido”.

Al regresar el halcón, dio a todos la gran noticia. Avisó al amigo hornero para que de la voz de salida.

– “¡Preparados, listos, ya!”.

El soplido del viento arrastraba a los feroces competidores que, entre aplausos, carcajadas y cánticos eran alentados desde la orilla por todos los animales.
Aquellos corredores estaban muy contentos. Al terminar aquella divertida carrera agradecieron al señor viento y le anticiparon una próxima disputa, ya que no hubo un ganador, sino que todos ganaron porque se divirtieron como nunca.

FIN

– Valores del Cuento: compañerismo, alegría, ayuda a los demás, amabilidad, comprensión, bondad.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+, Pinterest,… o por Email, con los botones que puedes ver justo debajo. Gracias.

Valoración del cuento
  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de unos animales del bosque, que estaban ilusionados por la gran carrera de competición. Pidieron ayuda al Sr. Viento y lo pasaron muy bien.

4.3
User Rating: 3.5 (2 votes)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 + seis =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>