EL VIEJO Y EL CASERON

Cuento Corto para niños/as, escrito por: Mabel Beatriz Sierra

Había una vez un hombre mayor de 75 años aproximadamente, era alto, canoso y siempre usaba un bastón. Era rico y vivía solo, se llamaba Fausto, tenía una hija que se llamaba Eugenia. Ésta vivía  en Londres, a la cual hacía mucho tiempo que no veía.

Cuentos cortos - El pastorcillo y las ovejas

Era su primera noche en el caserón del acantilado, terminó de redactar la carta donde le explicaba todo a Eugenia:

– “Querida hija, hace mucho tiempo que no nos vemos, y quisiera saber como te encuentras y que algún día vuelvas. En casa hay mucha soledad quisiera volver a verte pronto, ya se que estás con tu trabajo, pero te pido hija mía que no me olvides, ya sabes que me queda poco tiempo, por favor espero tu respuesta pronto. Tu padre que tanto te quiere” Fausto.

9 pensamientos en “EL VIEJO Y EL CASERON

  1. robertoyudico@hotmail.com

    Maria de Jesus Yudico. Es muy bonito y muy triste a la vez, pero muy realista.

  2. dulce

    Hermoso cuento, me hizo llorar y a la vez reflexionar sobre nuestros viejitos hermosos. Grasias por los cuentos.

Los comentarios están cerrados.