Cuentos cortos mira quien salta

EL SAPO Y LA GALLARETA

Cuento Corto Infantil para niños y niñas, creado por: Luis David Gamonal Suárez

Había una vez un sapo que siempre permanecía en la orilla de un río cazando mosquitos, zancudos, saltamontes y toda variedad de insectos para subsistir. Dicha actividad le marchaba bien.

A pocos metros de él, se encontraba una triste y desconsolada gallareta, que al parecer no corría la misma suerte que el anfibio, ya que en lo que iba del día solamente había pescado un pececito. El cual, no fue suficiente para satisfacer su paladar.

Cuentos cortos mira quien salta

Muy compasivo, el sapo se acercó hacia el ave y le preguntó lo siguiente:

– ¿Te pasa algo amiga gallareta?

Derramando lágrimas contestó el ave:

– ¿Podrías creerme amigo sapo, que en el transcurso del día apenas he pescado un pez, el cual no fue suficiente para calmar el hambre?

Comprensivo por la necesidad que venía atravesando la gallareta, el sapo se ofreció voluntariamente a colaborar con ella. Le ofreció unos insectos que le habían sobrado para que pudiera pescar una regular cantidad de peces. Pese a utilizar carnadas, no pudieron cumplir con su objetivo, pero siempre obtenían el mismo resultado.

Al no funcionar dicho plan, el sapo cambió de estrategia, zambulléndose en medio del río. Estando allí, ahuyentó a la orilla a todos los peces que se aparecieron en su camino.

Mientras tanto, la gallareta, iba consumiendo todo los peces que se le iban acercando. Al llenar su buche, el ave no pudo agradecerle al anfibio el notable favor que le hizo y le dijo:

– No tengo palabras como para agradecer tu generosidad.

Humildemente respondió el sapo:

– No te preocupes. Lo importante es que te solucioné un problema de vital urgencia, y eso me hace más satisfecho dando que recibiendo.

Emocionado por sus palabras, la gallareta fue a abrazar al sapo como un gesto de agradecimiento, ya que no solamente le cambió su nostálgico rostro por el de alegre, si no que le solucionó un problema de vital importancia.

FIN

– Moraleja del cuento: Si vemos a nuestro prójimo padeciendo realizando un trabajo, debemos colaborar con él, si tenemos las condiciones adecuadas.

Comparte este cuento infantil con tus amigos en Facebook, Twitter, Google+,… o por Email, con el botón correspondiente a cada red social. Gracias.

  • Redacción
  • Historia
  • Enseña Valores
  • Educativo

Resumen

Cuento Infantil de un sapo que ayudó a una gallareta cuando ésta no tenía para comer y estaba hambrienta. Ayudó a su prójimo sin esperar nada a cambio.

4.5
User Rating: 5.0 (29 votes)
Sending

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>